19 Abr 2014

leyenda del Padrino

#yo_rayo #graffiti 2 pingüinos #streetart #graffiti Nick Klapton is the sheriff #graffiti Nick Klapton #streetart

- Los italianos dicen que el mundo es tan duro que el hombre debe tener 2 padres que velen por él, y por eso tienen 1 Padrino, puesto en voz de Tom Hagen, el consiglieri del Don Vito Corleone dirigido al productor cinematográfico Jack Woltz, seguro que recuerdan el grito que pega en la escena que se encuentra la cabeza ensangrentada de su caballo preferido, de nombre Khartoum, al despertar después de la entrevista. He visto la versión épica u ordenada cronológicamente por el director, Francis Ford Coppola, y además todas y ca 1 de las veces que han pasao la célebre trilogía por el plasma, recuerdo haber asistido al estreno en cines estreno de adolescente, aunque ahora hay 1 hiper en el mismo sitio, pero aún así siempre me sorprende alguien con 1 frase atribuida del tipo:
- Le haré 1 oferta que no podrá rechazar, que también aparece en esta parte del relato de Mario Puzo, por lo que me ahorro cualquier comentario sobre las diferencias entre el texto escrito y las películas, pero contestando a otras versiones que he oído y leído, desmiento que la palabra Mafia y con mayúsculas, no aparezca en ningún momento del relato:
- En el antiguo jardín (escondido en Sicilia después de sus 1º asesinatos pa la familia, pues se había alistao en la 2ª guerra mundial e incluso obtenido condecoraciones por actos en combate en el frente del Pacífico) aprendió Michael Corleone a conocer las raíces que alimentaron la infancia de su padre. Supo que la palabra Mafia había significao, en su origen, lugar de refugio, y que fue luego que se convirtió en el nombre de 1 organización secreta creada pa luchar contra los poderosos que durante siglos había manejao a su antojo el país y a sus gentes. Sicilia era 1 tierra que había sido más maltratada que cualquier otra del mundo. La inquisición había torturao a ricos y pobres. Los ricos terratenientes y su numerosa secuela de servidores habían ejercido poder absoluto sobre granjeros y pastores y la policía no era sino 1 instrumento en poder de éstos, sino que se dice con sordina, como las pancartas contra los #banksters de las manifestaciones y protestes en los medios de comunicación que hacen cobertura a los mangantes, parecido a mentar la cuerda en casa del ahorcao. Otra curiosidad, por si se animan a leer, pues la novela creo que se deja, es que el productor chantajeado, además de presentarlo como necio, pues se da el gustazo de invitar al abogado del mafioso a su mansión pa decirle que no, también es pederasta aprovechao de su posición, dicho sea pa los que dicen que a los de mente enfermiza nos gustan los malos, como siempre me remito al argumento y no solo, quiero decir que unas cosas son de la película, otras de la novela de la que en 1994, fecha de la edición que tengo, ya se habían vendido 115.000.000 ejemplares, mientras que de Cien años de soledad, la mejor del recientemente fallecido Gabriel García Márquez, la mayor cifra que he oído estos días son 40.000.000, aunque ya se ha visto talludito en las imágenes de archivo cuando celebró el 1.000.000, cifras siempre estratosféricas pa lo que luego se lee, como si esas ventas millonarias (el éxito de las obras literarias en las que se basan los pelotazos cinematográficos debería comer aparte) produjeran incluso otras versiones atribuibles a su influencia, alguna tan logradísima que hasta se autentifica, por ejemplo de los Soprano, serie de TV que también ha tenido mucho éxito, hay todavía pleitos judiciales planteaos por jueces y policías que se presentan a sí mismos como inspiradores de los argumentos. Pienso que aunque gran número de personas imita o intenta imitar modelos de éxito, en las organizaciones que se derivan hay como estratos de profundidad, desde lo puramente superficial a lo que pueda haber de auténtico en las novelas, películas y series. El ejemplo más socorrido que se me ocurre es que las Mafia son creativas en los negocios, producen economía por más que sus método no sean ortodoxos, algo que no es verdad, sino que luchan por dominar territorios con métodos como mínimo intimidatorios y 1 vez establecidos se quedan con lo que les gusta. La otra diferencia, aunque más sibilina y enrevesada, es igualmente elocuente: aún aceptando que la realidad imite y con frecuencia supere la ficción, hasta ahora he citao algunas de las mejores, incluso en ese caso lo que no se garantizan son los resultaos. Así, el personaje Hagen, huérfano irlandés recogido o salvao de la calle por 1 de los hijos del Don que nunca fue adoptao, aunque sí vivió con la familia, en ningún momento duda ni en la prueba más difícil que su benefactor se saldrá con la suya, de hecho siempre le salen bien (a su manera) los negocios, pero por lo mismo es 1 novela, mientras que el personaje del productor en la película, además de su jactancia y chulería, que al menos en la novela es pederasta, de forma que como lector la canallada que le hacen, no solo las amenazas, quedan atenuadas. Hay varios detalles más, pero mi tesis es que los imitadores de los estilos y métodos de El Padrino, novela y trilogía cinematográficas, en la realidad se parecen más al productor mientras que detalles como cumplir con la propia palabra, cuidar y ayudar a los suyos, no solo a los propios hijos y familiares, sino los adoptaos, la seriedad al negociar cuando por ejemplo 1 negativa a recibir a alguien pues ya es 1 decisión, sería lo que adornaría a las personas sensatas que merecen confianza en el trato.
- Era posible que tuvieran en reserva algo más doloroso. Woltz dio las órdenes necesarias. Sus colaboradores más íntimos entraron en acción. Los criados y el médico (había sufrido 1 ataque por la impresión de despertar agrazao a la cabeza sanguinolenta de su caballo preferido) tuvieron que jurar que no dirían 1 solo palabra, ya que de lo contrario caería sobre ellos su ira, la poderosa ira de Woltz, ironía del novelista, que solo se ha atrevido a descolgar el teléfono pa desahogarse contra Hagen, que apenas ha sido el que ha transmitido la amenaza velada, pero ni siquiera sabe lo que ha pasao, pues como se dice, la mano izquierda de los mafiosos no sabe lo que hace su derecha y esa estructura a imitación de las familiares apenas se trata de organizarse con cierta reserva. En otra parte del relato se dice que el único punto débil del capo es su consejero, pues el resto es 1 pirámide de relaciones cuyos diferentes estratos no se relacionan entre ellos. A la prensa se le comunicó que el caballo Khartoum había muerto de enfermedad contraída durante el viaje de regreso desde Inglaterra. Los restos del animal fueron enterraos en 1 lugar secreto de la finca. 6 h más tarde, Johnny Fontane recibió 1 llamada del productor ejecutivo de la película, quien le dijo que se presentara al trabajo el lunes siguiente. Tanto del golpe de estao de 23-F 1981, del que todavía se siguen presentando y discutiendo versiones, dándose la paradoja que décadas después las ficticias parecen más verosímiles que las oficiales, como de los atentaos terroristas del 11-M 2004 recuerdo las horas de sombra que pasaron hasta que empezaron a ofrecer versiones oficiales de los sucesos que, sin entrar en el tema de la autoría, pues tal como ocurre en la novela los destinatarios habían recibido los avisos pertinentes, que me sitúan en el punto donde quería llegar: en realidad la mente fría y calculadora del mafioso, lo que sería la autoría intelectual, en la vida real es cómo se presentan las cosas a la opinión pública, quiero decir que los mafiosos que imitan a los de la película, pues la novela no creo que la hayan visto ni por el forro, en realidad apenas alcanzan a parecerse Woltz, sus lacayos y los periodistas del relato hasta cuando les sale bien, mientras que el personaje literario universal Vito Corleone (recuerdo haber leído y transmitido la opinión de otro intelectual sobre Drácula de Bram Stoke como el último de los mitos de creación genuinamente literaria, obra de 1 autor) parece más divino que humano. Y por lo que me toca, la imagen esa de 1 ejército actuando de manera organizada, igual que la mano negra de los poderosos que mecen los hilos en la sombra si quieren, pues no me lo creo, pues algo así solo se da en las novelas y las películas, mientras que en la vida real, quien más quien menos, hacemos lo que podemos y las cosas nos salen mejor o peor por razones como la suerte y otras circunstancias. Donde puede haber diferencias entre la #tropa y la cúpula o casta dirigente es que a ellos, aunque les salga mal lo presentan como 1 triunfo, pero eso no prejuzga el resultao del intento cuando se prepara, que algunos ni esi, solo palabrería tan hueca como los cerebros de quienes les prestan su atención. En ese sentido, catástrofes naturales como terremotos, temporales, #tsunami, huracanes, aludes, alguno más que no se me ocurre en este momento, se parecen a las catástrofes sociales como las guerras, hambrunas, estafas económicas gigantescas, saqueos, burbujas inmobiliarias, financieras, periodísticas y cualquier otra: siempre son sobrevenidas porque los dioses no existen más allá de la literatura y sus derivaos -teatro, cine, telediarios, tertulias-, solo su ilusión entre creyentes particulares de los endiosaos.

- El asunto terminó cuando el Don Vito Corleone retiró su protección a los falsificadores (de discos de Johnny Fontane, el cantante ahijao del Padrino modelo que siempre se ha supuesto que se trata de Frank Sinatra). Era 1 imagen muchas veces repetida, según observaría Michael Corleone (su herecero en la célebre saga litetaria y cinematográfica que en ese momento está tomando las riendas de la familia, pues el título de Don o jefe del clan es por dedazo del anterior a diferencia de las monarquías hereditarias, pero a imitación de la estructura de parentesco), la del Don ayudando a aquellos que se encontraban en dificultades y cuyas dificultades él mismo había colaborao a crear. Tal vez no hubiera en ello ni malicia ni peor intención, sino que era posible que to se debiera a la gran variedad de intereses de los Corleone o a la misma naturaleza del Universo, en que el bien y el mal se mezclan y confunden, Mario Puzo, el Padrino 1969. Con el nombre de capitalismo popular, pues:
- Al fin y al cabo no somos comunistas, como exclama Vito Corleone en otra de esas reuniones de capos de familias de la Mafia en la que se reparten los territorios y los delitos (que los Corleone no quieran participar en el por entonces incipiente negocio de las drogas conformándose con el juego ilegal y las típicas amenazas y coacciones con la consiguiente mordida es el motivo de fondo que desencadena la guerra de gánsters en la trama novelesca y cinematográfica) pero en el caso del capitalismo popular practicao por Pinochet en Chile, Margaret Thatcher en Reino Unido y Felipe González y ahora la banda Rajoy en España, la tan manida recuperación que luego los hace célebres, viene precedida de 1 empobrecimiento salvaje igual e incluso más provocao. En cualquier parte de esta historia, como se llamaba en la Antigüedad a los reportajes de investigación, algo parecido a 1 dios invisible revelará al líder de los partidarios que sean:
- Mandarás sobre muchos de tus semejantes, pero ellos no mandarán sobre tí, promesa dudosamente creíble o rigurosamente increíble aparecida en la ruta militar a través de la cual ejércitos imperiales de Asia, África y Europa se han perseguido unos a otros, de Egipto a Mesopotamia, de Grecia a las penínsulas del Mediterráneo occidental, desde que se tiene noticia, aplastándo a estos creyentes tan extremos como los del Alcoyano, en ocasiones tanto a la ida como a la vuelta, y que explicaría según Marvin Harris por qué los líderes que se derivan de esa concepción mental, desconozco otras y tampoco vienen a cuento, sean siempre de tipo mesiánico redentor. Si algo hay seguro es que las cosas van mal la mayor parte de las veces y la forma de organización pa afrontar las dificultades de esos grupos es a imitación de las familias o relaciones de parentesco más allá de la tribu o cualquier otro, hasta las mafiosas, cuyo líder suele ser otro de esos que promete el oro y el moro partiendo de posiciones precarias, algo independiente de sus resultaos particulares, las luchas entre clanes hasta en el pueblo más abandonao de las mesetas interiores de los 3 continentes en contacto es lo que hay. Ejemplos de líderes mesiánicos, entre los que también hay mejores y peores, como pueblos y países, están a la orden del día, tantos como tuit que se pierden en la nube (cuando se mira desde fuera el fenómeno parece como las tomas aéreas de las manifestaciones #indignados pa que no se vean las pancartas contra los banqueros, sus verdaderos amos, pero cualquiera que haya estao dentro sabemos que son casi manuales como los tuit, no tanto el cartón, los rotuladores y los electrones como los mensajes entre los que siempre hay alguno matador), tarde o temprano se tienen que medir, aunque sea entre ellos, y hasta los que se han salido con la suya otras veces, se llevan sus revolcones y triunfitos con la boca pequeña, pues aunque sean los de la otra acera, siempre ganan. Pero ¿cuál es el secreto del liderazgo? En mi calidad de lobo solitario escéptico que alguna vez los que me conocen me han calificao como depredador de mitos nacionales en letras de molde, me he metido en otro de esos negocios en liquidación y rescatao 1 ejemplar del Padrino de Mario Puzo, libro en el que se inspira la célebre trilogía cinematográfica dirigida por Francis Ford Coppola sobre la que no tengo palabras ni creo que haga falta, pues hasta las organizaciones delictivas de cualquier país imitan el que creo que es modelo vigente de organización, tanto si los perciben como revelación genial de sus creadores como si creen que se trata de algo jodidamente real, y no tanto porque las familias mafiosas italoamericanas en las que se inspira el argumento fueran así como porque han sido imitaos hasta la saciedad. Pero ¿por qué ese encanto tan irresistible?
- Don Vito Corleone era el hombre a quien tos acudían en demanda de ayuda, y nadie salía defraudao. Nunca hacía promesas vagas ni se excusaba diciendo que sus manos estaban atadas por fuerzas más poderosas que él mismo. No era necesario que 1 fuera amigo suyo, como tampoco tenía importancia que no tuviera medios pa devolverle el favor. 1 sola cosa era precisa, que 1, 1 mismo, proclamara su amistad hacia él. Y luego, por pobre que fuera el suplicante, el Don hacía suyos sus problemas, sin concederse descanso hasta haberlos solucionao. Hacía muchos años que había aprendido que se han de soportar algunos insultos, y también sabía que en este mundo siempre llega el momento en que el más humilde de los hombres, si está al tanto, puede vengarse de los más poderosos, Mario Puzo. Llámenlo mayoría silenciosa o como prefieran, pero hasta en las asambleas y grupos de trabajo #15M he visto yo líderes autoerigidos lanzarse a representar a los que no tenían cuentas en #iRedes #SocialMedia, ni siquiera Internet, enfrentándose a veces y descalificando en su nombre a quienes apenas intentaban exponer sus propios planes. Recuerdo 1 entrevista que me hicieron investigando 1 publicación en la que colaboré por años y de la que incluso fui portavoz en la que lo que llamó la atención de la entrevistadora fueron los intercambios de material, entregas, encargos, documentación y lo necesario en cafeterías y lugares públicos, incluídos por ejemplo los de los transportes, lo que a mí me parecía normal, pues incluso en otras publicaciones de los años buenos del ladrillo los despachos se dedicaban a otras funciones y las reuniones por ejemplo, que también las había, se hacían fuera del abierto al público, tanto en la sobremesa como por la noche. De manera extraña los decoraos de los seriales TV y las películas eran mucho más reales pa la investigación de esta periodista que la propia realidad, y lo que desmerecía era mi actitud de contemplar eso como accesorio. Si se acepta la premisa de que los aspirantes a líderes reales nunca o casi nunca se les pasa por la imaginación cumplir con sus promesas o las que le han preparao sus asesores que supongo deben coincidir con los anhelos de sus partidarios, entenderán que entre los personajes y argumentos de la ficción y los reales que cuentan con la ventaja de haber visto las películas que conforman los deseos, entenderán que los de la ficción son como de 1 pieza, casi tan perfectos como dioses menores que se pueden salir con la suya, mientras que otros dependemos de la circunstancia, como llamó Ortega y Gasset a la Situación, pero lo mismo desde la literatura jurídica a los libros de autoayuda, ni siquiera me creo yo que muchos líderes puedan favorecer y emancipar no ya al común de los mortales, ni siquiera a sí mismos, aunque yo el divertido mundo de los partidarios y creyentes, y creo que los que son conscientes de entre ellos, lo percibo en términos de inclusión y exclusión, incluso contando con los otros grupos de aspirantes, algo así como que juegas o no juegas, y no tanto que te lo creas a pies juntillas ni que seas examinao siquiera. Pero es que además también opera hacia el pasao, que a lo mejor porque éramos más jóvenes y estábamos llenos de vida (supongo que yo me imaginaba que las oficinas como las de los seriales llegarían con el tiempo) también se nos presenta idealizado y encima tenemos que ayudar como cómplices del hada o duende que se lo ha prometido a quien sea. Se ha llegao a dar el caso de 1 renovador de la prensa con gran predicamento en grupos #indignados cuya principal promesa era prohibir los anuncios por palabras, que no solo es fuente de ingresos sino de lectores, pero lo gracioso es que se lo proponía a los demás en las tertulias e intervenciones, pues el suyo que dirigía, del que 1º lo destituyeron y luego lo cerraron, los anuncios brillaban por su ausencia al ser casi de concepción soviética, pero pienso que si los hubiera tenido hubiera dicho eso tan socorrido de que sus manos estaban atadas por fuerzas tan poderosas como las del dios que le reveló su liderazgo. Donde quiero llegar es a que es el poder sobre los demás sin que a la vez sea recíproco el que determina el liderazgo basao en hechos reales y no al revés, vamos que eso solo se ve claro en los libros de historia y los relatos y argumentos perfectos, como si la revelación del dios redentor fuera el líder y no la calidad de este, sus métodos o efectos del liderazgo, casi igual que la emancipación o mejora prometida.
el Padrino
Si digo universales semánticos, referencias de significaos que tienen que estar presentes en su forma codificada de palabra en todas las lenguas, seguro que cambian de blog, pero los que hayan llegao leyendo hasta aquí reparen en la célebre familia mafiosa de los Corleone, de la misma saga, se organizan por parentesco, pues la palabra mafia nunca aparece en la que probablemente es la saga cinematográfica más imitada en la vida real, tan perfectamente reconocible que no se sabe qué viene de qué, pero algunos detalles como la cuña mafiosa o forma de entrar, traiciones diversas, motes a personajes incluso queridos por los propios, que se lo toman como honor, 1 montón de cosas pero eso son los universales semánticos de parentesco y no tanto lazos de sangre, o sí, hasta regueros, pues las masacres y baños de sangre al final de ca 1 de las secuelas son igual de célebres, mueren tantos actores y actrices que parece mentira que algo así pueda tener continuación, pero es ketchup, lo que más se parece. Reservoir dogs, de 1992 también es otra de esas películas que aparecería en las listas de las mejores, tanto en el género, que es el mismo, como por la forma de organizarse por colores, señor Azul, señor Rosa, hasta 6 que no se conocen entre ellos menos el padre e hijo, su lugarteniente por parentesco, que los convocan, que es el otro gran universal de significao junto con las relaciones familiares. Si han recibido alguna clase de idiomas, como llaman a las lenguas los orates, que creo yo que no tienen ni puñetera idea, verán que ambos grupos de palabras aparecen en las 1ª lecciones y luego de forma insistente mientras dure el curso. Creo además del Padrino que es la 1ª película de la que se puede decir que 1 grupo creciente de espectadores entre los que me cuento empezamos a empatizar o vernos reflejaos más en los malotes que en los buenos o donde empezó a romperse la trola esa de los buenos y los malos. De momento eso cambia desde la perspectiva de la posición o espacio que se mira, por ejemplo la butaca de 1 cine a oscuras no compromete a nadie a na, pero también en el tiempo; y por supuesto según el color con que se mira, muchas variables, como en programación informática, más importante que las funciones, fórmulas o algoritmos que vienen después y es lo más espectacular, pero las variables marcan el camino que se toma. Lo relaciono con mi opinión sobre las conspiraciones que casi me anima a desconfiar de quienes las denuncian, pues ni a los malotes mejor organizaos les salen las cosas como las planean ni en las películas, magníficos relatos de Mario Puzo y Quentin Tarantino, sus autores intelectuales, vamos que la conspiración perfecta es imposible y a la vez reconozco que hacen mucho daño los que a pesar de to, intentan llevarlas a cabo hasta como explicaciones a posteriori. Estas 2 películas, que como mínimo serían conspiraciones muy logradas de los que las llevaron a cabo, actores, personal técnico, guionistas, pueden ser revisadas a lo largo del tiempo como ha ocurrido con obras maestras del realismo (temas del presente histórico protagonizaos por elementos de clases bajas como el que hay en todas las literaturas nacionales y épocas) a medida que se separan de su referente temporal pueden sufrir o ganar otras interpretaciones, hasta caer en el olvido. Por tanto vayan por delante mis reservas sobre las organizaciones secretas de espías, estafadores ganchos, ganchos, colores, mentiras y otras ideas que creo inmaduras o poco elaboradas no tanto por el empeño o genialidad que se pone como por los resultaos, pues hasta las películas y las novelas que tienen algo parecido a 1 dios propio o autor, tampoco son concluyentes, pero no los códigos que emplean en su forma de organizarse.
- Cuanto menos sepas de la familia, mejor pa ti, se lo dice 1 de los hombres de confianza del Padrino a 1 descendiente directo de la familia. Eso es la clave, creo yo que los vencedores en estas tramas organizada suelen ser los escépticos. A mi por ejemplo, que he resistido estoicamente cantos de sirena sobre caramelos envenenaos, incluso provocando la ira de quienes intentaban captarme, le he cogido cierto gusto a las amenazas como las que nunca profiero, convencido además que me anuncian rachas de suerte por lo mismo que se dece de andar por ahí con 1 cámara o poner el reloj a deshoras u otros trucos que nos obligan a estar atentos. No he tragao el anzuelo pero tampoco lo he perdido de vista. Pero independientemente de su número de elementos y características de las organizaciones, al menos creo en la necesidad de organizarme y formar parte de organizaciones cuyo modo de funcionamiento interno me gustaría ayudar a mejorar o al menos que mejoraran si solo soy simpatizante o partidario externo de lo más escéptico, como recomiendo. Dentro de la propia organización, incluídas las mejores y más efectivas en los resultaos, también es posible la metamorfosis, por ejemplo adquiriendo propiedades más elevadas como las mariposas de las orugas y capullos de las que salen, aunque siempre debe haber algo inmanente como el código genético. En la medida que pueda ser inteligible o ininteligible, como casi siempre, ya tenemos algo que delimita la pertenencia o no al grupo organiza y por supuestos que es más fácil imitar la jerarquía u orden interno dentro de la organización por la posición que se ocupa en las familias, también se podría hacer algo parecido en los colores desde los negros, marrones y rojos de la tierra pasando por el verde de los árboles de la vegetación hasta los azules del cielo llegando al blanco del Sol, nuestra estrella, que es donde se generan los espejismos, pues no son otra cosa que la longitud de onda al rebotar sobre las superficies lo que percibimos. También los números, de los que usamos las grafías o signos árabes todas las culturas podrían valer, pero son el único universal semántico de los significaos y por tanto perteneceríamos tos los que los usamos. Me creo por ejemplo los ingeniosos engaños cinematográfico y literarios como los que comento, cómo no si los disfruto ca vez que las echan por TV y descubro algo nuevo, pero me resulta más difícil caer engañao cuando se trata de cifras y cuentas, donde creo yo que se necesita la complicidad o como mínimo el abandono de las víctimas que caen engañadas. Hasta las organizaciones sectarias de tipo religioso han tenido que extremar su código casi como en el juego del secreto de oreja en oreja hasta el punto de considerar al prójimo adepto suyo aunque no lo sepa, basta con estar callaos como en el cine cuando echan las películas, mientras que en el fuero interno nadie tiene dudas.
Bibliografía: El Padrino Mario Puzo, 1969.

Comments RSS feed TrackBack URL

One Comment

  1. [...] quizá demasiao estricto, pues este años también ha sido cuando he leído el relato original del Padrino, novela de Mario Puzo publicada en 1969 que da pie a la célebre saga cinematográfico, y la verdad [...]

Leave a Reply

You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>