#graffiti guerra en el túnel #streetwar

En imágenes práctica de diligencias periciales con la circulación parada justo sobre la salida del pasadizo entre las vías, que desmienten que el joven caminara sobre las vías en el momento del arrollamiento. Es probable que muchos sepan el tipo de joven de 21 años que camina cerca de las vías:
– Cada noche, en cada ciudad, miles de muchachos airaos, sin billete de vuelta, con las caras tapadas, atraviesan las afueras para maldecirlas, para dejar su firma, su tag; son los graffiteros en la reseña que del Pozo escribió sobre El francotirador paciente de Pérez-Reverte, por lo que mi 1º inspección sobre las 12 horas con la circulación restablecida, fue sobre 1 puente en los alrededores de Leganés en sentido Fuenlabrada por conocer que es donde más se estrecha el paso de las vías con los trenes en circulación por estar cerca de polígonos y viviendas a ambos lados. También donde más #graffiti hay dentro de la infraestructura ferroviaria. Al menos eso eso se desmiente solo: ha sido en la propia estación y andén en sentido Fuenlabrada que es además paso obligao de todos los viajeros, por lo que podría haber sido cualquier otra cosa menos esa. Por si esto fuera poco, en el día posterior paseando por los mismos sitios, la única novedad es que han vuelto aparecer botes de spray gastaos por los túneles y pasadizos, pero al inspeccionar las novedades lo único que he visto han sido retoques sobre algunos murales, como si algunos escritores solo quisieran dar muestras de vida. Otra novedad respecto de cuando empecé a interesarme por el asunto de los artistas callejeros, he visto en muchos otros viajes en coche y en tren las mismas etiquetas y firmas que me dan a pensar que la asociación del graffitero o grupo, crew en el argot, a 1 sitio en concreto es puramente caprichosa, como si pintaran en todos los sitios transitaos menos en el suyo, aunque esta apreciación solo se refiere a los que pintan cerca de las carreteras y las vías. Conservo 1 relato de la guerra entre los partidarios de Banksy y los de Robbo desde octubre 2011, de hecho lo guardaba entre las páginas del libro ya leído (no pienso contar el final ni más detalles detalles del contenido, pero creo que está pasando algo parecido a lo que ocurrió con V de Vendetta y como obtengo recompensa, relaciones sociales, conocimiento, 1 rato de charla, me siento obligao a recordar los datos de manera sucinta de la que probablemente sea la intrahistoria más intensa del #graffiti callejero concebido como intervención radical por la cara en espacios públicos y privaos y que se resume en que también dentro de ese mundo o submundo hay reglas, la principal como la de los #bomberos que pero sobre todo que no se pueden llevar estas cosas a mayores, por lo menos en Reino Unido se ha roto la barrera con 1 episodio muy desagradable: aunque la guerra ya entre bandas de simpatizantes cuyo escenario son las principales ciudades del mundo empezó a finales de los #años90 cuando Banksy dijo o fingió no conocer a Robbo cuando se lo presentaron en 1 fiesta y se liaron a puñetazos, fue el #2ab 2011 cuando lo encontraron inconsciente a los pies de la escalera de su propia casa, estuvo varios menes en coma de la que ha salido, pero ha perdido el habla y ni siquiera él puede explicar lo que pasó. Desconozco otros detalles que no sean la racha de éxitos que ha seguido Banksy ya convertido en 1 de los artistas más importantes de nuestro tiempo casi pasto de telediarios pero en cualquier caso la mía ya es otra historia, y lo que es mejor, aparecida o surgida a partir de 1 lectura para quienes dude que eso está superao o les de pereza. No sólo final abierto, es que ni siquiera sé como continuará. Pero la mayor diferencia es que mi relato empieza conociendo al graffitero Nelsohn mientras que las otras que digo consisten en su búsqueda. He visto a 1 desconocido que no voy a describir, pero sí muy ortodoxo con lo que sospechaba, con 1 escalera de mano cerca de la zona 0 que se ve, apoyada la espalda y la escalera sobre la superficie en la que se desarrolla 1 auténtica guerra, no estaba pintando en ese momento, y me he atrevido a interrogarle, aunque ya cuando estaba cerca el olor a pintura fresca era más que evidente, vamos que si me hubiera dicho que no hubiera sido embarazoso. De todas formas le he dicho que ya llevaba varios días viendo la zona de su tag como algo vivo, en proceso, y entonces me ha reconocido y casi descifrao la suya en particular, todavía en proceso, pero sobre todo le he hecho saber que me había fijao en el detalle que para hacerla necesitaba 1 apoyo y por tanto y como solo pueden ser 2 en esa zona, casi le ha delatao la escalera. Pero ¿quién demonios soy yo para intervenir, aunque solo sea curiosear sobre lo que haga cualquier otro en la calle? Se trata del contagio o revelación, como dije antes, a partir de la lectura de #elfrancotiradorpaciente que también conoce, y que he continuao el tema hasta el punto atreverme a intervenir casi por seguridad. También he hecho de propagandista del concurso #yo_rayo de @Mala_Mag en Twitter e Instagram no sé si en otros #socialmedia que no conocía, y como era prolijo el asunto le he hecho hasta 1 demo, es por eso que incluyo las bases, pero es que además el entorno de este concurso estoy siendo el intervenido, quiero decir que apenas he aprovechao los tag y soy yo el contactao de muchos otros sitios inesperaos, por el que además del tema recomiendo practicarlo en la #webapp Instagram sin olvidar los otros tag. Según la definición de la fotógrafa especializada en retratos y excelente divulgadora de temas de imagen Giséle Freund, también hija de fotógrafo, el reportaje visual a partir de que algo parecido fue posible técnicamente, se define por 1 imagen central o angular, por ejemplo la del miliciano anarquista cayendo herido de muerte en los 1º meses de la guerra civil española, al fin la más conocida del que pasa por ser el mejor, Robert Capa, a partir de la cual giran el resto de elementos que la complementan y explican, donde también caben fechas, identificaciones, textos explicativos, otras imágenes parecidas, incluso el propio libro o publicación donde se recogen, secuelas que duran hasta el presente, pues todavía se discute que la imagen más famosa de la historia no sea 1 escenificación preparada de carácter propagandístico. Aunque no tengo claro cuál sería la imagen central, sí puedo asegurar que dispongo de 1 cámara digital cuyo extra es 1 objetivo más angular que los normales, del 35 mm que se considera aproximao a nuestro campo de visión a los 28 mm de los que abuso en tomas de reproducción de documentos, como afronto el asunto, y experiencia suficiente pa saber que unos temas se prestan más al vídeo, que también he inteao o perpetrao, aunque hayan pasado tan desapercibidos que me da casi pudor reseñarlos, y otros a las fotos, donde sí reconozco como mías piezas aceptables, aunque no sé si es porque no hay otras, pero a partir de ahí lo demás de este que inicio me pilla por sorpresa, teniendo en cuenta que las únicas imágenes valiosas son las de lo que había debajo de lo que han pintado o escrito nuevo, por ejemplo esta misma noche. Como quiera que lo que yo he intentao con ahínco ha sido ser buen fotógrafo, anoto a mi favor que alguna vez me han dicho que escribo bien y al querer precisar el significado del elogio, más allá de menospreciar mis esfuerzos en otros sentido, me han dicho que a mí por lo menos se me entiende lo que escribo. La cultura propiamente, otra de esas palabras que significa mucho, sería el conjunto de conocimientos que nos trasmitimos generación tras generación, y con registros o pruebas grabaos en piedras deberíamos contar 5.500 años desde el presente. Es fácil que los mensajes que contienen conocimientos viajen, se transporten en soportes más o menos endebles, del futuro hacia el presente, pero no en sentido inverso. Los oráculos, premoniciones, incluso los mesías han sido casi moneda de cambio de nuestros antepasaos. Hasta se analizaba el vuelo de los pájaros, algo que conocido el carácter migratorio de algunas especies buscando la temperatura más apta, no era moco de pavo cuando no había satélites meteorológicos ni telediarios, apenas pequeños avisos y recuerdos de cuando tocaba sembrar o empezar a recolectar la cosecha. Pero donde se espera cierta continuidad aún dentro de los ciclos en que se regenera la naturaleza y la convivencia, a veces la vida nos da vuelcos y revolcones, no tanto el cambio climático como el ciclo histórico, siempre respecto de lo que se esperaba. Acabo descubrir recientemente que soy o más exacto decir que he sido alérgico al concepto de entretenimiento, incluso pasatiempos, como sería ver jugar a otros y que eso me emocione ni mucho menos lo entretega. Lo nuevo es que yo también tengo otras cosas, pero quizá mejor que he descubierto gente como yo, no solo individuos, también círculos, grupos, club más o menos nutridos, pues eso siempre me importó poco o menos entre la emoción del descubrimiento. Pero es que encima se renueva, o no sé si decir redobla, incluso intensifica, que es lo que me ocupa últimamente. Así por ejemplo, no soy adicto a la información, que es a lo que remite la informática que practico de manera continuada desde 1988, sino que soy alérgico a lo otro y apenas he buscao cosas que como mínimo me mantengan entretenido y de vez en cuando me den 1 alegría en forma de emoción. La novedad es que ahora eso que hago interesa a los que antes se entretenían en esas cosas que nunca me interesaron.

Maduro Vs Judas Iglesias