22 Dic 2012

deberes como sonreir al espejo



Me refiero a lo de tener que aguantar a la fuerza a tanto papanatas sin rechistar, algo parecido a la justicia poética, cuando meten la gamba y pisan charcos poder al menos restregárselo como ellos su desprecio e ignorancia de estómagos agradecidos que se creen que sus paisanos somos suyos a la fuerza y vamos hacer palmas con las orejas a lo que hagan y digan, casi como hacerles la ola. Yo no digo que la revuelta o revolución de carácter global ofrezca o no su mejor cara que pueda según los sitios, más de 1000 ciudades en casi 100 países con su forma respectiva de interpretarlo, o que esté en su mejor momento, sino que antes ni siquiera se podía protestar y menos todavía a los que lanzan arengas mofándose de lo que no sea su contubernio partidista casi como speaker de retransmisiones deportivas, que es lo que les gusta a los de chándal y sofá viendo competiciones deportivas de pago desde que se levantan y que luego sientan cátedra y dan clases de magistrales de periodismo cuando ni siquiera lo son. Esa es otra, siempre son los mismos cromos de fracaso en fracaso, abonaos como los abejorros en primavera a las flores, que siguen sobrevolando porque nadie les ha dicho que no tienen pizca gracia, ni nunca la han tenido, y que les traicionen y estafen su mánager o el conserje de la puerta que los han aguantao es casi lo menos que merecen por cansinos. Y a ca revolcón que se peguen, pues algunos parecen propensos a las autolesiones y las penas, como abonaos, aunque sea son capaces resucitar a otro que ya se cría muerto antes que dar su brazo a torcer. El cambio de operador en las retransmisiones de #Fórmula 1 en la antigua España, nuestro sin embargo tan querido país decadente, nos trajo como regalo inesperao el programa recopilatorio de videotrompazos y otras imágenes de impacto descontextualizadas en target="_blank">tiempo y espacio, pero en especial la presentadora de domingos por la mañana y creo que festivos, pues la he visto alguna vez. Y por supuesto que lo que me gusta es la presentadora, vestida siempre como la profe soñada por cualquier escolar, sofisticada pero cercana, por fortuna a su cadena no le debe llegar pa estilistas y en ocasiones parece que pa tela de los vestidos que luce tan guapa, pues de esos programas recopilatorios de videos de impacto debe haber cientos de miles en todas las cadenas. Mi preferida, además de hablar con gracia, se muestra expuesta, como agradecida a los espectadores de su programa de relleno, por más que yo piense que los gag suyos deberían ponerlos en los otros recopilatorios entre los videos más destacaos. Casi nunca se ve entera, apenas y a ratos trozos escogidos de tan prodigiosa anatomía, donde se nota que los cámaras, sin duda masculinos, la quieren y enseñan en to su esplendor, que es mucho, ya digo, o a mí me lo parece. ¿Son periodísticos estos programas ómnibus que incluyen imágenes diversas comentadas con más o menos gracia? La medida sigue siendo la información y no tanto la comunicación concebida como arte y ensayo, como pretenden algunas que se presentan como comunicadoras sin saber ni lo que dicen. Ahora el contraste en forma de fobia y fondo, vamos, la fea: en otra explicación sobre la problemática de los trabajadores de Telemadrid, amenazaos de despido como mínimo y posible cierre, alguien que había escuchao su exposición con respeto, como no podía ser menos, les preguntó qué tenían que decir sobre abusos como criminalizar menores y manipular imágenes y datos de manera tan soez, pues donde ha habido varios ejemplos lamentables esos cretinos se han pasao varios pueblos. El trabajador, que había obtenido su puesto en oposiciones, dio cuenta de las muchísimas movilizaciones, huelgas y apagones, fruto sin duda de la unión de la mayoría de los trabajadores, pero en particular dijo que los directivos y caras que veíamos en las pantallas los sufridos espectadores y en el fondo paganos, llegan como paracaidistas, familiares y allegaos de la misma clase decadente que dirige el país desde hace lustros. Mencionó a Samboal, presentadora del telediario nocturno donde tos los gatos les parecen pardos, recortan por su cuenta y jalean mayormente lo peor hasta como anticipo, pues se rodea de lameculos y chupamierdas, como no podía ser menos. Sin entrar en el tema de tener que mentir, aunque sea o parezca por obligación, 1 cosa es no saber algo y otra bien diferente saberlo, lo que se dice en ese programa son insidias y bajezas diversas contra el prójimo y además subvencionadas con dinero público. Periodismo sigue siendo recopilación de información de fuentes variadas, selección de lo más importante o que se considera de mayor interés y presentación de los datos de forma veraz, interesante, equilibrada. Pues oh sorpresa, en su reencarnación anterior era la que llamaba a los otros gumos de su cuerda, que no diré periodistas desde Moncloa, cacareando la célebre mentira que le costó esas elecciones y las siguientes, pese a lo cual cayo rebotada en los más siniestros y cutres telediarios jamás vistos. Son los mismos que declararon el fútbol de interés general y que en apenas 7 años han generado deudas y pufos en Telemadrid por 841.000.000 € en la última regularización, casi la mitad del monto del fraude contable de la Comunidad de Madrid, otra que tal baila. Hasta parece que cualquier otra cosa que se diga o descubra sobre esta panda mentirosos que han desprestigiao su profesión y medios donde se han cobijao como avestruces ante el peligro será mucho peor, pero ahí se ven ca vez más prepotentes ante el desastre que provocan a su paso triste, venidos muy a más con el siniestro orgullo de los que creen que las meten dobladas.

Leyenda urbana del mar de aguas subterraneas bajo #Matrix Agrocybe aegerita, seta de chopo Coprinus comatus, hongo tintero, barbuda Coprinus comatus, tintero, barbuda

Comments RSS feed TrackBack URL

One Comment

  1. [...] #DíaMundialDeLaSonrisa #4o #AdiósIntereconomíaTV 2013 [...]

Leave a Reply

You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>