13 Sep 2017

los tocapelotas

ataque DDoS Diario de Sevilla
No puede haber intentos de contraprogramación dentro de 1 mismo grupo virtual anteriores al 25 y 27 septiembre 2012 Rodea el Congreso, que fue donde se amenazó reiteradamente algo parecido. Es posible que haya intentos como los que ocurrieron hace 1 lustro, es decir, el grupo que había hecho la quedada en otro sitio, el de siempre, cuya intención era rodear el edificio por las calles adyacentes con algo parecido al corro de la patata, acabaron convertidos en 1 manifestación cuando ya había ocurrido la 1ª carga antidisturbios, a lo mejor pa hacerles sitio, pues es la única grabación que se emite reiteradamente en los telediarios por haber ocurrido en horario de luz. La oscuridad y el secretismo debe ser el signo de intentos de contraprogramación posteriores, pues si han ocurrido realmente, nadie se enteró hasta el 11-s 2017 en Barcelona por la mañana. Igual que la difusión entre los malotes y tocapelotas que nos tienen bloqueaos, es decir, ni siquiera me hubiera enterao, pero por la polvareda que levantó esta última, solo se me ocurre decir que los contraprogramadores eran los que aguantábamos impasibles las provocaciones de los notas de la tele, y debían tenerlos tan calaos que las fotos e imágenes que no han sido de sus predios parecen tomadas como si temieran ser descubiertos. Por si esto fuera poco, pues también desde hace tiempo venimos leyendo noticias de convulsión en la Red, más bien llamadas a la guerra digital que noticias de batallas, aunque esto también se diría que ha ocurrido siempre sin pruebas, por eso lo digo, pero estamos ante 1 ataque DDoS, más conocido e inteligible como denegación de servicio del servidor por exceso de visitas, es decir, como los antiguos, pero en el verano 2017. En este último caso, la noticia sería que hacía tiempo que no se veían, y no tanto que haya ocurrido realmente como la cacareada contraprogramación. Por la información que ofrece la página de reciente creación, que todavía se está remozando y añadiendo botones, decir que viene de EE UU es como decir cualquiera, pues la mayoría de proveedores de herramientas están en ese país, por lo que habría que remontarse al motivo real con el que se dieron a conocer, en concreto la noticia de que el presentador Ferreras se había visto obligao a interrumpir sus vacaciones con motivo de los atentaos de Barcelona, como tanta gente supongo, algunos de forma dramática, pero muy diferente si lo ponen junto a los grandes personajes del régimen que asistieron a los actos que se sucedieron. En su caso, realmente se jacta de no tener cuentas en redes sociales, más difícil de creer sería si dijera que no las ha visto nunca pa cualquiera que haya visto sus programas, donde realmente nos vemos retrataos casi como el Facebook en la prensa deportiva durante la temporada de fichajes. Y casi por el mismo procedimiento, aunque sabemos a ciencia cierta que no es el autor del ciberataque, también podemos estar seguros que tiene tantos pelotas y lameculos como Cintora, auténticos matones digitales que deciden cuándo nos tenemos que callar, de qué podemos hablar, y llegao el caso que seamos capaces de sustraernos a sus encantos innegables de los pelotas de curas y monjas del cole, no les vale con despreciarnos olímpicamente, sino que se sienten obligaos a pegarnos 1 rapapolvo. Supongo que acontecimientos, eventos, catástrofes como atentaos yihadistas, tren de huracanes, desafíos soberanistas, pruebas nucleares, solo por decir algunos del verano en los que personajes de enjundia se toman sus vacaciones -Barcelona y Florida son lugares de vacaciones punteros, pero debe ser pa la chusma que no recibimos #thenota la CIA y nos pillan despeinaos y sin afeitar, o aliviaos de no estar ahí y ver cómo podemos ayudar- no sin dejar secundarios que nos entretengan con la playlist feminista y las aventuras de asesores legales sin formación a los que no se puede ni rechistar- son trampolines, auténticos plinton pa que cualquiera que sepa montárselo les de sopas con ondas en respuesta, pero pasa que no tienen blog, ya digo que ni siquiera cuentas en #socialmedia, si no fuera porque son las del lumpen que ni existimos, o si molestamos nos mandan el lacayo con el recao tiempo después. La realidad más desconocida sobre el asunto que básicamente es el mismo, es decir, qué pasa y qué o cómo se hace, si quieren las preguntas del periodismos, aunque no creo que nadie tenga tiempo ni espacio de responder a todas cuando toca, es que el sitio web no sé si agredor o agredido fue lanzado coincidiendo con la resurrección de Sánchez, que además de la elección de Trump demuestran que no siempre se cumplen los deseos de nuestros queridos amos, algo conocido como gatillazo, pero en aquel momento, o no tenían la respuesta preparada, los medios o el tiempo pa tratar de parar en seco a alguien que demostraba su genio por sus propios medios, por ejemplo tener ingenio en los titulares o no dar por ganadores a los perdedores por goleada, entre otras razones porque precisamente no tienen medios, o el suyo no lo es, o no es realmente suyo, o cualquier otro que ni me me imagino, pues en su momento ya me quedé nota con estos pavos y no he dejao de seguirlos, pues son mucho mejores.

maquinaria Mafia S A | Del Padrino a Reservoir dogs

Púnica granatum, granado Madrid helao de terror valle de Alcudia Mestanza
14 Nov 2016

#superLuna de lobos

#SuperLuna

Supongo que todavía debe tranquilizar que al final de la retahíla de especulaciones y la mayoría sandeces que se están vertiendo sobre la #desaparecida Diana Quer, entre las formas de borrar datos añadan con la boca pequeña grabar encima como si no quisieran que se dijera, pues el rey de los despidos y expulsiones es su nuevo amo Donald Trump. Miedo dan sus cortes de lameculos que les tapan las miserias por 1 falso corporativismo o compañerismo mal entendido. Que se lo digan a Ramón Espinar, otro pringao que en otra ocurrencia que le llevará años tratar de explicar, pues yo creo que se trata de la estupidez de ir a confiarse a los de #lalista si algo que hizo antes de que se echara ese tipo de amigos podría ser obstáculo, supongo que por la la misma razón que mientras le salía bien no dejaba de creerse todas las mañanas 1 tipo listo capaz de ejecutar esas tomaduras de pelo conocidas de toda la vida como tocomocho o timo del pariente en el país inventor de la picaresca moderna. Frente a la creencia de que a Internet solo entran tipos inmaduros a consolar su soledad escribiendo algo parecido a diarios de adolescente de los que se desvirga el secreto, lo real demuestra casi más que lo virtual que la comunicación es realmente imprescindible hasta pa ejecutar delitos, pues interviene 1 sujeto de esos narcisistas que se gustan a sí mismo y 1 objeto, objetivo o víctima que se deja embaucar, pero el que miente y lo pillan no es tanto que se equivoca y comete errores como que es 1 canalla que en los actos de acercamiento solo está tanteando por dónde se la clava al prójimo como 1 torero de los que tanto detestan. Otra creencia acendrada de los que propagan la creencia de algo parecido a diarios de adolescentes es que los ladrones, estafadores, tomadores de pelo ajeno en general, se limitan en sus ganancias, como si después de saquear lo que pilla cogieran 1 billete y se lo dieran a la víctima pa que vaya a la comisaría, medios de difusión e incluso el propio Internet a denunciar. Vamos, que si se dejan pillar en alguna es pa impresionar a chicas guapas y compañeras de su pandilla o banda, que parece que se dedican aliviar las penas de ese tipo perjudicaos. Como la infanta.

Crisis del sentido | @JRRTolkien style | modelos sociales

violencia machista ZGZ BCN VLC IB Leyenda urbana del hongo psicodélico @acampadapolicia #plazatomada #15m
19 Oct 2016

juegos de comparaciones y ejemplos

vergüenza PsoE Málaga Andalucía

Yo también he sufrido la desgacia de contender alguna vez con ese tipo cretinos que cuando se emborrachan hacen confidencias a su mamá, que por aquello de que la casualidad no existe, coincide con la mía en la peluquería y como no tienen otra cosa de qué hablar que los hijos, se lo cuenta. Lo demás ya se sabe: estos tipos cuando se sienten acorralaos siempre hablan de otros, de cualquiera, a los que atribuyen sus propias miserias. El ejemplo de libro y posiblemente histórico de verdad se dio en plena algarada de Ferraz, cuando en la retransmisión en directo entrevistaban a los golpistas, siempre cargaban contra independentistas, Podemos y Ciudadanos por ese orden, que probablemente impresionaos por lo que estaba pasando, habían decidido guardar respetuoso silencio y no hacían ni apariciones, por lo que mi única extrañeza en el asunto sigue siendo cómo demonios estos tipos cuya única habilidad es hablar mal de otros ocupan puestos de mando en organizaciones de izquierda, y todavía peor, cómo se mantienen vivos hasta el punto que retiraos siguen metiendo cizaña en las tertulias de la caverna contra quien puedan. Supongo que más gente ha oído habladurías de José Ricardo Martínez, el #tarjetasblack de UGT que tan dilectamente como se pueda imaginar, apenas se ocupaba de la obra social de Caja Madrid. Otro que tal baila es Rodolfo Benito, su homólogo de CC OO del que se puede decir lo mismo o peor. En ambos casos, los testimonios de los que dicen conocerlos es por su asistencia a asambleas de la construcción y el transporte en las que se decidían huelgas, o no, pues la mayoría de las veces trataban de reventarlas, pero lo que sí es seguro es que nadie ha trabajao nunca hombro con hombro por la sencilla razón que estos canallas y los de su calaña nunca han dao ni 1 palo al agua, aunque sí, como se sabe a 1 antigua y antes prestigiosa caja llamada de ahorros y en el resto de consejos, como por ejemplo los de RTVE y Telemadrid, a los que también asistían como a las asambleas de trabajadores. En tos los casos se aplica o funciona la misma lógica: no hay relación entre estos grupos o grupúsculos consideraos de izquierda no solo españoles, aunque sí los peores, y los líderes y portavoces que dan espectáculo en el plasma, a lo que llaman hacer política, donde además tienen la ventaja de estar en los consejos que les otorgan y renuevan los créditos de auténtico saqueo, de manera parecida a lo que es la actividad en las #iredes #socialmedia comparadas con las marcas comerciales y políticas que pagan por la difusión de sus productos. No solo los insultos cruzaos a quien no puede defenderse, es su truco, el mismo tono estridente con el que se emplean -en alguna sala de espera con administrativos y personal de servicio he coincidido alguna vez que estrellas de la radiofómula y puedo asegurar que hablan a voces como si tuvieran 1 micrófono delante-, su participación en actos que si han estao alguna vez en alguno que se decide hacer huelga, son realmente dramático y el tono de voz es propio de estar acongojaos, igual supongo que el que va a buscar empleo a medios de comunicación, hasta en reuniones de casas ocupadas he visto emplearse con la misma saña a alguno que habla en nombre de otro grupúsculo abroncando a los paraos que no están ahí como ellos dando el callo. El caso es hacerse notar o escabullirse con la misma añagaza: se comparan con alguien o algo que ponen a caer de 1 burro y cuando se ganan la confianza del auditorio, se lanza a pegar voces como de costumbre.

Será por ciervos Piedras contra sus tejaos Postales de Talavera Echarle huevos Pinchazos telefónicos
02 May 2016

burbuja del miedo


El spoiler más atinao sobre lo que probablemente ocurra tras #26j 2016 es que 1 ó varios 1º espadas que han acaparao pantallas y conversaciones, hasta a los niños se oye hablar de política en vez de fútbol en los recreos, tendrán que doblar el gorro y dar 1 paso atrás, tanto dentro de sus propios partidos como entre ellos. Les conviene por tanto aplicarse, tanto a los contendientes como a sus comparsas, pues no volverá haber en bastante tiempo otras elecciones tan reñidas. La expresión:
- Muere hasta el apuntador, aplicada a tragedias representadas en escena, realmente ocurrió de verdad en otra representación de Hamlet de Shakespeare, probablemente la mejor en su género y del autor. Cuenta 1 crítica que a 1 de los espadachines se le escapó el arma con tan mala fortuna que fue a caer bajo la concha en la que se escondía el pinganillo de su tiempo, hiriéndolo de gravedad. Además de muertes como la de Ofelia y apariciones de fantasmas, toda la obra está llena de lo que deberían ser efectos especiales en el siglo XVII, y las desgracias que se contemplan ofician 1 suerte de catarsis sobre los espectadores, que se sienten descargaos de las suyas al contemplar otras peores. Es el secreto del éxito de las tragedias, como explicó Aristóteles, hasta el punto que siempre han desconcertao las de autores españoles de ese mismo siglo que introducían escenas de humor entre personajes secundarios, lacayos, escuderos y otros de baja estofa, mientra se cambiaban de vestuario los protagonistas, que es en lo que estamos tras las negociaciones fallidas, y casi sin creernos ni creerse que tengan que volver a jugársela tan pronto. Lo contrario, es decir, chocantes escenas y personajes dramáticos en las comedias, como por ejemplo la mayoría de Molière, el genio francés, hace el efecto contrario, por lo que 1 vez más por si hiciera falta, se ve que somos propensos a lo peor y que es lo que más abunda en la vida. Y pa que conste, el fatal desenlace del apuntador de Hamlet me lo creo porque en 1 corrida de toros violenta que estuvo grabando, en 1 de las cogidas que tuvo lugar de frente la zapatilla del torero llegó volando a los tendidos. También se saben casos de espadas y hasta el propio toro ha alcanzao las gradas. Por aquella corrida en especial, mientras la lidia de los 6 suele durar 90´con el aviso, en el 2º llevábamos 2 horas y se había hecho de noche, pues 1 toro de fiereza descomunal había cogido a los 3 toreos y varios subalternos entre picadores y banderilleros, de forma que tras el lance de la zapatilla varios espectadores nos mirábamos incrédulos por si teníamos que bajar al ruedo. Pero todavía más deslumbrante que al torero más veterano cabeza del cartel le habían devuelto al 1º que le tocó en suerte por no ser capaz de matarlo, había sido cogido en 1 quite por el 2º y aún le dio tiempo a volver al ruedo desde la enfermería y lograr 2 orejas entre los que mató como único espada y salir por la puerta grande de las Ventas. En la siguiente corrida que recuerdo de esa misma ganadería con la expectación que se pueden imaginar, no hubo cogidas violentas, pero sí fue muy aplaudido 1 picador que se empleó a fondo, de varios toros se pidió la vuelta al ruedo y el que la dio al final de la corrida fue el mayoral. Además de tener claro si vamos a #seTas o Rolex, dar por supuesto que nadie está a salvo incluyendo las 1ª filas de espectadores, que hay más tragedias que comedias, que cuando empiezan no se saben cómo acaban y que como las balas en la Revolución de Cuba las que se oyen silbar no son las que matan, también conviene dudar o tomarse precauciones con los padrinos en los duelos y hasta con los árbitros. Además del indecente que le espetó Sánchez a Rajoy a pocos centímetros de su cara mas bien dura y las manos manchadas de cal viva a grito pelao en el congreso, la campaña de las navidades 2015 tuvo encontronazos en las tertulias donde los secundarios y veteranos resabiaos por haber pasao y ocupao cargos en los otros partidos planteaban auténticas emboscadas a los candidatos emergentes casi exigiéndoles la jura de santa Gadea respento de lo que decían o no a los inaccesibles líderes principales, como por ejemplo la de Miguel Ángel Rodríguez contra Rivera que fue tildada de pregunta chorra, aunque por los gritos que pegaba el antiguo portavoz del gobierno de Aznar más bien parecía la declamación dramática del actor protagonista en otra tragedia de tomo y lomo. Pero si alguien creía que la cosa había acabao cuando los emergentes ocuparon sus cargos de diputaos aunque fuera por unos meses, más sonoro el broncazo que le propinó Chani Pérez Henares a Aguado, lider de la franquicia de Rivera en Madrid a costa de otra afirmación suya sobre los advenedizos continuando la burla que ya le había hecho Rajoy, y siendo además el tal Chani el periodistas español de izquierdas de agasajaba Chávez en vida y mandaba a recibirlo a su consejero Monedero.

Mariano #cuéntame 212|365 Suiza | el PP | nido Pokémon GO | Leganés

Mario Romero de tirita de las antiguas y azabache fue de los primeros que socorrio al Torer@ de Orduña Ivan Fandiño revolcao porel toro colorao Gañaflero el 28 de junio de 2009 en las Ventas Pareja de Ciconia ciconia Luscinia megarhynchos cuerpo a tierra, que vienen los nuestros Extinga Gallinula chloropus, polla de agua, gallineja contubernio Monedero
27 Abr 2016

múltiples cuentas

#18j 23:30 @fabrikdiscoteca Raúl Ortiz DJ Marta
Yo también necesito otras cuenta de Twitter, igual que muchos usuarios. Gmail permite utilizar el signo + pa crear alias de correo electrónico, pues hace caso omiso de cualquier cosa después del + y entrega el correo electrónico directamente a la cuenta normal, lo que la hace perfectamente operativa en la navegación cotidiana por Internet. La áspera Menéame que sería la más parecida y otros #apps que he probao no son sitios pa seguir noticias y organizar información, ni microblogging como Twitter. No me interesa algo así, lo que por desgracia es extensible a otros #SocialMedia por no se que prevenciones de personajes y agencias que nadie repararía en su existencia. No enlazan al original, ni tienen buscador propio de actualidad ni lo que ahí se mueve suele ser reseñable, lo que más necesito, apenas duplican, repiten y tripiten las mismas milongas sin intentar describirlas siquiera. No explican el enlace ni su motivo que, con frecuencia distorsionan, y puede afectar a 3ª otros usuarios que no tienen na que ver con esas baterías de mensajes llenos de insidias y falsedades, apenas intentar dar que hablar. El hecho de que el alias o nick registrao en la base de datos de cada sitio web se pueda intercambiar por el correo electrónico con el que te has suscrito es fundamental. Se trata ni más ni menos del campo clave o llave relacional que permite que las web se puedan ver desde otras, por lo que no se puede ver el registro en la misma web pero a la vez hace que las diferentes bases de datos relacionales sean visibles unas desde otras, y a la vez hacer las operaciones que estén permitidas a cada usuario, son solo 2: grabar y borrar de forma casi segura. Así por ejemplo y por cambio de operador que me birló el correo electrónico en el que la tenía registrada, se puede seguir viendo esa cuenta perdida en Twitter, pero no puedo acceder a ella porque también he olvidao la contraseña. Sería tan fácil como 1 vez dentro cambiar el correo electrónico del registro. Y no se trata de burlar o tratar de engañar a nadie, que sería 1 máquina de programación, como de poder relacionar los diferentes objetos, imágenes, vídeos, etc. de forma eficiente, o sea, que funcione to. Las bases de datos alfanuméricas que, de momento permitían evitar las repeticiones de registros, se inventaron en el siglo XVIII, las conocidas como enciclopedias y diccionarios. Las nuevas y revolucionarias inventadas por IBM en 1971, que son de hecho las que permiten que exista Internet, la inmensa base datos relacional, pues es precísamente lo relacional. Valga la redundancia pero realmente se necesita disponer de varios e mail o de lo contrario no serían posibles las suscripciones y por tanto la participación. Debido a las advertencias de Twitter he configurao paper.li con frecuencia semanal y sin notificaciones donde he podido. @2012_blackstar sigue visible y operativa en Internet, aunque solo sea a través de las #webapp a ella asociadas, las antiguas siguen configuradas como cuando se hicieron. Estas me encantan, aunque sus autores han tenido éxito y ya disponen versión PRO, de lo que me alegro. Conozco Twitter desde 2008 y lo utilizaba como instrumento o asistente de programación casi ajeno a otros usuarios hasta #12f 2011 que empezó a ser algo comprometido. Llegaron a decirme que mi cuenta se veía demasiao, además de sufrir bloqueos antipáticos, denuncias por cualquier nimiedad y sin sin venir a cuento de gente que ni siquiera lo entendía el suyo, puesto que solo pruebo páginas web pa verlas yo. Es de pena llamar la atención por éso, pero pa evitame problemas necesito otras cuentas, a veces pa familiares que enseño, pa que vea el periódico mi padre cuando me estoy duchando y cosas diversas.

el Leganés, club predilecto de Drácula | el recadero

Detalle de las inscripciones en la lápida de Tanit la música disco vuelve a su templo mesetario 8º aniversario SuperMartxé 7F 15 #28j 12 aniversario @fabrikdiscoteca #4j festival colors Tres Cantos SuperMartxón #FiestasLeganes2014 Flower Power

Yo quiero ser cómico | Larra

Soraya Arnelas Pingüino de fuego gogo SuperMartxon gogo SuperMartxon

Anch’io son pittore.

No fuera yo Fígaro, ni tuviera esa travesura y maliciosa índole que malas lenguas me atribuyen, si no sacara a la luz pública cierta visita que no ha muchos días tuve en mi propia casa.

Columpiábame en mi mullido sillón, de estos que dan vueltas sobre su eje, los cuales son especialmente de mi gusto por asemejarse en cierto modo a muchas gentes que conozco, y me hallaba en la mayor perplejidad sin saber cuál de mis numerosas apuntaciones elegiría para un artículo que no me correspondía injerir aquel día en la Revista. Quería yo que fuese interesante sin ser mordaz, y conocía toda la dificultad de mi empeño, y sobre todo que fuese serio, porque no está siempre un hombre de buen humor, o de buen talante, para comunicar el suyo a los demás. No dejaba de atormentarme la idea de que fuese histórico, y por consiguiente verídico, porque mientras yo no haga más que cumplir con las obligaciones de fiel cronista de los usos y costumbres de mi siglo, no se me podrá culpar de mal intencionado, ni de amigo de buscar pendencias por una sátira más o menos.

Hallábame, como he dicho, sin saber cuál de mis notas escogería por más inocente, y no encontraba por cierto mucho que escoger, cuando me deparó felizmente la casualidad materia sobrada para un artículo, al anunciarme mi criado a un joven que me quería hablar indispensablemente.

Pasó adelante el joven haciéndome una cortesía bastante zurda, como de hombre que necesita y estudia en la fisonomía del que le ha de favorecer sus gustos e inclinaciones, o su humor del momento, para conformarse prudentemente con él; y dando tormento a los tirantes y rudos músculos de su fisonomía para adoptar una especie de careta que desplegase a mi vista sentimientos mezclados de afecto y de deferencia, me dijo con voz forzadamente sumisa y cariñosa:

-¿Es Vd el redactor llamado Fígaro?

-¿Qué tiene Vd que mandarme?

-Vengo a pedirle un favor… ¡Cómo me gustan sus artículos de Vd!

-Es claro… Si Vd me necesita…

-Un favor de que depende mi vida acaso… ¡Soy un apasionado, un amigo de Vd!

-Por supuesto… siendo el favor de tanto interés para Vd…

-Yo soy un joven…

-Lo presumo.

-Que quiero ser cómico, y dedicarme al teatro.

-¿Al teatro?

-Sí, señor… como el teatro está cerrado ahora…

-Es la mejor ocasión.

-Como estamos en cuaresma, y es la época de ajustar para la próxima temporada cómica, desearía que Vd me recomendase…

-¡Bravo empeño! ¿A quién?

-Al Ayuntamiento.

-¡Hola! ¿Ajusta el Ayuntamiento?

-Es decir, a la empresa.

-¡Ah! ¿Ajusta la empresa?

-Le diré a Vd… según algunos, esto no se sabe… pero… para cuando se sepa.

-En ese caso, no tiene Vd prisa, porque nadie la tiene…

-Sin embargo, como yo quiero ser cómico…

-Cierto. ¿Y qué sabe Vd? ¿Qué ha estudiado Vd?

-¿Cómo? ¿Se necesita saber algo?

-No; para ser actor, ciertamente, no necesita Vd saber cosa mayor…

-Por eso; yo no quisiera singularizarme; siempre es malo entrar con ese pie en una corporación.

-Ya le entiendo a Vd; Vd quisiera ser cómico aquí, y así será preciso examinarle por la pauta del país. ¿Sabe Vd castellano?

-Lo que Vd ve…, para hablar; las gentes me entienden…

-Pero la gramática, y la propiedad, y…

-No, señor, no.

-Bien, ¡eso es muy bueno! Pero sabrá Vd desgraciadamente el latín, y habrá estudiado humanidades, bellas letras…

-Perdone Vd.

-Sabrá de memoria los poetas clásicos, y los comprenderá, y podrá verter sus ideas en las tablas.

-Perdone Vd, señor. Nada, nada. ¿Tan poco favor me hace Vd? Que me caiga muerto aquí si he leído una sola línea de eso, ni he oído hablar tampoco… mire Vd…

-No jure Vd. ¿Sabe Vd pronunciar con afectación todas las letras de una palabra, y decir unas voces por otras, actitud por aptitud, y aptitud por actitud, diferiencia por diferencia, háyamos por hayamos, dracmático por dramático, y otras semejantes?

-Sí, señor, sí, todo eso digo yo.

-Perfectamente; me parece que sirve Vd para el caso. ¿Aprendió Vd historia?

-No, señor; no sé lo que es.

-Por consiguiente, no sabrá Vd lo que son trajes, ni épocas, ni caracteres históricos…

-Nada, nada, no señor.

-Perfectamente.

-Le diré a Vd…; en cuanto a trajes, ya sé que en siendo muy antiguo, siempre a la romana.

-Esto es: aunque sea griego el asunto.

-Sí señor: si no es tan antiguo, a la antigua francesa o a la antigua española; según… ropilla, trusas, capacete, acuchillados, etc. Si es más moderno o del día, levita a la Utrilla en los calaveras, y polvos, casacón y media en los padres.

-¡Ah! ¡Ah! Muy bien.

-Además, eso en el ensayo general se le pregunta al galán o a la dama, según el sexo de cada uno que lo pregunta, y conforme a lo que ellos tienen en sus arcas, así…

-¡Bravo!

-Porque ellos suelen saberlo.

-¿Y cómo presentará Vd un carácter histórico?

-Mire Vd; el papel lo dirá, y luego, como el muerto no se ha de tomar el trabajo de resucitar sólo para desmentirle a uno… Además, que gran parte del público suele estar tan enterada como nosotros…

-¡Ah! ya… Vd sirve para el ejercicio. La figura es la que no…

-No es gran cosa; pero eso no es esencial.

-Y de educación, de modales y usos de sociedad, ¿a qué altura se halla Vd?

-Mal; porque si va a decir verdad, yo soy un pobrecillo: yo era escribiente en una mala administración; me echaron por holgazán, y me quiero meter a cómico porque se me figura a mí que es oficio en que no hay nada que hacer…

-Y tiene Vd razón.

-Todo lo hace el apunte, y… por consiguiente, no conozco esos señores usos de sociedad que Vd dice, ni nunca traté a ninguno de ellos.

-Ni conocerá Vd el mundo, ni el corazón humano.

-Escasamente.

-¿Y cómo representará Vd tantos caracteres distintos?

-Le diré a Vd: si hago de rey, de príncipe o de magnate, ahuecaré la voz, miraré por encima del hombro a mis compañeros, mandaré con mucho imperio…

-Sin embargo, en el mundo esos personajes suelen ser muy afables y corteses, y como están acostumbrados, desde que nacen, a ser obedecidos a la menor indicación, mandan poco y sin dar gritos…

-Sí, pero ¡ya ve Vd!, en el teatro es otra cosa.

-Ya me hago cargo.

-Por ejemplo, si hago un papel de juez, aunque esté delante de señoras o en casa ajena, no me quitaré el sombrero, porque en el teatro la justicia está dispensada de tener crianza; daré fuertes golpes en el tablero con mi bastón de borlas, y pondré cara de caballo, como si los jueces no tuviesen entrañas…

-No se puede hacer más.

-Si hago de delincuente me haré el perseguido, porque en el teatro todos los reos son inocentes…

-Muy bien.

-Si hago un papel de pícaro, que ahora están en boga, cejas arqueadas, cara pálida, voz ronca, ojos atravesados, aire misterioso, apartes melodramáticos… Si hago un calavera, muchos brincos y zapatetas, carreritas de pies y lengua, vueltas rápidas y habla ligera… Si hago un barba, andaré a compás, como un juego de escarpias, me temblarán siempre las manos como perlático o descoyuntado; y aunque el papel no apunte más de cincuenta años, haré del tarado y decrépito, y apoyaré mucho la voz con intención marcada en la moraleja, como quien dice a los espectadores: «Allá va esto para Vds».

-¿Tiene Vd grandes calvas para las barbas?

-¡Oh! disformes; tengo una que me coge desde las narices hasta el colodrillo; bien que ésta la reservo para las grandes solemnidades. Pero aun para [el] diario tengo otras, tales que no se me ve la cara con ellas.

-¿Y los graciosos?

-Esto es lo más fácil: estiraré mucho la pata, daré grandes voces, haré con la cara y el cuerpo todos los raros visajes y estupendas contorsiones que alcance, y saldré [siempre] vestido de arlequín…

-Vd hará furor.

-¡Vaya si haré! Se morirá el público de risa, y se hundirá la casa a aplausos. Y especialmente, en toda clase de papeles, diré directamente al público todos los apartes, monólogos, gracias y parlamentos de intención o lucimiento que en mi parte se presenten.

-¿Y memoria?

-No es cosa la que tengo; y aun esa no la aprovecho, porque no me gusta el estudio. Además, que eso es cuenta del apuntador. Si se descuida, se le lanza de vez en cuando un par de miradas terribles, como diciendo al público: ¡Ven Vds qué hombre!

-Esto es; de modo que el apuntador vaya tirando del papel como de una carreta, y sacándole a Vd la relación del cuerpo como una cinta. De esa manera, y hablando él altito, tiene el público el placer de oír a un mismo tiempo dos ejemplares de un mismo papel.

-Sí, señor; y, en fin, cuando uno no sabe su relación, se dice cualquier tontería, y el público se la ríe. ¡Es tan guapo el público! ¡Si Vd viera!

-Ya sé, ¡ya!

-Vez hay que en una comedia en verso añade uno un párrafo en prosa: pues ni se enfada, ni menos lo nota. Así es que no hay nada más común que añadir…

-¡Ya se ve, que hacen muy bien! Pues, señor, Vd es cómico, y bueno. ¿Vd ha representado anteriormente?

-¡Vaya! En comedias caseras. He alborotado con el García y el Delincuente honrado.

-No más, no más; le digo a Vd que Vd será cómico. Dígame Vd, ¿sabrá Vd hablar mal de los poetas y despreciarlos, aunque no los entienda; alabar las comedias por el lenguaje, aunque no sepa lo que es, o por el verso mas que no entienda siquiera lo que es prosa?

-¿Pues no tengo de saber, señor? Eso lo hace cualquiera.

-¿Sabrá Vd quejarse amargamente, y entablar una querella criminal contra el primero que se atreva a decir en letras de molde que Vd no lo hace todas las noches sobresalientemente? ¿Sabrá Vd decir de los periodistas que quién son ellos para?…

-Vaya si sabré; precisamente ese es el tema nuestro de todos los días. Mande Vd otra cosa.

Al llegar aquí no pude ya contener mi gozo por más tiempo, y arrojándome en los brazos de mi recomendado:

-¡Venga Vd acá, mancebo generoso -exclamé todo alborozado-; venga Vd acá, flor y nata de la andante comiquería: Vd ha nacido en este siglo de hierro de nuestra gloria dramática para renovar aquel siglo de oro, en que sólo comían los hombres bellotas y pacían a su libertad por los bosques, sin la distinción del tuyo y del mío! ¡Vd será cómico, en fin, o se han de olvidar las reglas que hoy rigen en el ejercicio!

Diciendo estas y otras razones, despedí a mi candidato, prometiéndole las más eficaces recomendaciones.

La Revista Española, 1 de marzo de 1833.

11 Abr 2016

Vuelva Vsted mañana | Larra

Las pájaras saben contar Eivissa, la isla del bar

artículo del bachiller

14 de enero de 1833

Gran persona debió de ser el primero que llamó pecado mortal a la pereza; nosotros, que ya en uno de nuestros artículos anteriores estuvimos más serios de lo que nunca nos habíamos propuesto, no entraremos ahora en largas y profundas investigaciones acerca de la historia de este pecado, por más que conozcamos que hay pecados que pican en historia, y que la historia de los pecados sería un tanto cuanto divertida. Convengamos solamente en que esta institución ha cerrado y cerrará las puertas del cielo a más de un cristiano.

Estas reflexiones hacía yo casualmente no hace muchos días, cuando se presentó en mi casa un extranjero de éstos que, en buena o en mala parte, han de tener siempre de nuestro país una idea exagerada e hiperbólica, de éstos que, o creen que los hombres aquí son todavía los espléndidos, francos, generosos y caballerescos seres de hace dos siglos, o que son aún las tribus nómadas del otro lado del Atlante: en el primer caso vienen imaginando que nuestro carácter se conserva tan intacto como nuestra ruina; en el segundo vienen temblando por esos caminos, y preguntan si son los ladrones que los han de despojar los individuos de algún cuerpo de guardia establecido precisamente para defenderlos de los azares de un camino, comunes a todos los países.

Verdad es que nuestro país no es de aquellos que se conocen a primera ni a segunda vista, y si no temiéramos que nos llamasen atrevidos, lo compararíamos de buena gana a esos juegos de manos sorprendentes e inescrutables para el que ignora su artificio, que estribando en una grandísima bagatela, suelen después de sabidos dejar asombrado de su poca perspicacia al mismo que se devanó los sesos por buscarles causas extrañas. Muchas veces la falta de una causa determinante en las cosas nos hace creer que debe de haber las profundas para mantenerlas al abrigo de nuestra penetración. Tal es el orgullo del hombre, que más quiere declarar en alta voz que las cosas son incomprensibles cuando no las comprende él, que confesar que el ignorarlas puede depender de su torpeza.

Esto no obstante, como quiera que entre nosotros mismos se hallen muchos en esta ignorancia de los verdaderos resortes que nos mueven, no tendremos derecho para extrañar que los extranjeros no los puedan tan fácilmente penetrar.

Un extranjero de éstos fue el que se presentó en mi casa, provisto de competentes cartas de recomendación para mi persona. Asuntos intrincados de familia, reclamaciones futuras, y aun proyectos vastos concebidos en Paris de invertir aquí sus cuantiosos caudales en tal cual especulación industriel o mercantil, eran los motivos que a nuestra patria le conducían.

Acostumbrado a la actividad en que viven nuestros vecinos, me aseguró formalmente que pensaba permanecer aquí muy poco tiempo, sobre todo si no encontraba pronto objeto seguro en que invertir su capital. Parecióme el extranjero digno de alguna consideración, trabé presto amistad con él, y lleno de lástima traté de persuadirle a que se volviese a su casa cuanto antes, siempre que seriamente trajese otro fin que no fuese el de pasearse. Admiróle la proposición, y fue preciso explicarme más claro.

-Mirad- le dije-, monsieur Sans-délai, que así se llamaba; vos venís decidido a pasar quince días, y a solventar en ellos vuestros asuntos.

-Ciertamente- me contestó-. Quince días, y es mucho. Mañana por la mañana buscamos un genealogista para mis asuntos de familia; por la tarde revuelve sus libros, busca mis ascendientes, y por la noche ya sé quién soy. En cuanto a mis reclamaciones, pasado mañana las presento fundadas en los datos que aquél me dé, legalizadas en debida forma; y como será una cosa clara y de justicia innegable (pues sólo en este caso haré valer mis derechos), al tercer día se juzga el caso y soy dueño de lo mío. En cuanto a mis especulaciones, en que pienso invertir mis caudales, al cuarto día ya habré presentado mis proposiciones. Serán buenas o malas, y admitidas o desechadas en el acto, y son cinco días; en el sexto, séptimo y octavo, veo lo que hay que ver en Madrid; descanso el noveno; el décimo tomo mi asiento en la diligencia, si no me conviene estar más tiempo aquí, y me vuelvo a mi casa; aún me sobran de los quince cinco días.

Al llegar aquí monsieur Sans-délai, traté de reprimir una carcajada que me andaba retozando ya hacía rato en el cuerpo, y si mi educación logró sofocar mi inoportuna jovialidad, no fue bastante a impedir que se asomase a mis labios una suave sonrisa de asombro y de lástima que sus planes ejecutivos me sacaban al rostro mal de mi grado.

-Permitidme, monsieur Sans-délai- le dije entre socarrón y formal-, permitidme que os convide a comer para el día en que llevéis quince meses de estancia en Madrid.

-¿Cómo?

-Dentro de quince meses estáis aquí todavía.

-¿Os burláis?

-No por cierto.

-¿No me podré marchar cuando quiera? ¡Cierto que la idea es graciosa!

-Sabed que no estáis en vuestro país activo y trabajador.

-Oh!, los españoles que han viajado por el extranjero han adquirido la costumbre de hablar mal [siempre] de su país por hacerse superiores a sus compatriotas.

-Os aseguro que en los quince días con que contáis, no habréis podido hablar siquiera a una sola de las personas cuya cooperación necesitáis.

-¡Hipérboles! Yo les comunicaré a todos mi actividad.

-Todos os comunicarán su inercia.

Conocí que no estaba el señor de Sans-délai muy dispuesto a dejarse convencer sino por la experiencia, y callé por entonces, bien seguro de que no tardarían mucho los hechos en hablar por mí.

Amaneció el día siguiente, y salimos entrambos a buscar un genealogista, lo cual sólo se pudo hacer preguntando de amigo en amigo y de conocido en conocido: encontrámosle por fin, y el buen señor, aturdido de ver nuestra precipitación, declaró francamente que necesitaba tomarse algún tiempo; instósele, y por mucho favor nos dijo definitivamente que nos diéramos una vuelta por allí dentro de unos días. Sonreíme y marchámonos. Pasaron tres días: fuimos.

-Vuelva Vd mañana- nos respondió la criada-, porque el señor no se ha levantado todavía.

-Vuelva Vd mañana- nos dijo al siguiente día-, porque el amo acaba de salir.

-Vuelva Vd mañana- nos respondió el otro-, porque el amo está durmiendo la siesta.

-Vuelva Vd mañana- nos respondió el lunes siguiente-, porque hoy ha ido a los toros.

-¿Qué día, a qué hora se ve a un español?

Vímosle por fin, y “Vuelva Vd mañana -nos dijo-, porque se me ha olvidado. Vuelva Vd mañana, porque no está en limpio”.

A los quince días ya estuvo; pero mi amigo le había pedido una noticia del apellido Díez, y él había entendido Díaz, y la noticia no servía. Esperando nuevas pruebas, nada dije a mi amigo, desesperado ya de dar jamás con sus abuelos.

Es claro que faltando este principio no tuvieron lugar las reclamaciones.

Para las proposiciones que acerca de varios establecimientos y empresas utilísimas pensaba hacer, había sido preciso buscar un traductor; por los mismos pasos que el genealogista nos hizo pasar el traductor; de mañana en mañana nos llevó hasta el fin del mes. Averiguamos que necesitaba dinero diariamente para comer, con la mayor urgencia; sin embargo, nunca encontraba momento oportuno para trabajar. El escribiente hizo después otro tanto con las copias, sobre llenarlas de mentiras, porque un escribiente que sepa escribir no le hay en este país.

No paró aquí; un sastre tardó veinte días en hacerle un frac, que le había mandado llevarle en veinticuatro horas; el zapatero le obligó con su tardanza a comprar botas hechas; la planchadora necesitó quince días para plancharle una camisola; y el sombrerero a quien le había enviado su sombrero a variar el ala, le tuvo dos días con la cabeza al aire y sin salir de casa.

Sus conocidos y amigos no le asistían a una sola cita, ni avisaban cuando faltaban, ni respondían a sus esquelas. ¡Qué formalidad y qué exactitud!

-¿Qué os parece de esta tierra, monsieur Sans-délai?- le dije al llegar a estas pruebas.

-Me parece que son hombres singulares…

-Pues así son todos. No comerán por no llevar la comida a la boca.

Presentóse con todo, yendo y viniendo días, una proposición de mejoras para un ramo que no citaré, quedando recomendada eficacísimamente.

A los cuatro días volvimos a saber el éxito de nuestra pretensión.

-Vuelva Vd mañana- nos dijo el portero-. El oficial de la mesa no ha venido hoy.

-Grande causa le habrá detenido- dije yo entre mí. Fuímonos a dar un paseo, y nos encontramos, ¡qué casualidad!, al oficial de la mesa en el Retiro, ocupadísimo en dar una vuelta con su señora al hermoso sol de los inviernos claros de Madrid.

Martes era el día siguiente, y nos dijo el portero: -Vuelva Vd mañana, porque el señor oficial de la mesa no da audiencia hoy.

-Grandes negocios habrán cargado sobre él- dije yo.

Como soy el diablo y aun he sido duende, busqué ocasión de echar una ojeada por el agujero de una cerradura. Su señoría estaba echando un cigarrito al brasero, y con una charada del Correo entre manos que le debía costar trabajo el acertar.

-Es imposible verle hoy- le dije a mi compañero- su señoría está en efecto ocupadísimo.

Diónos audiencia el miércoles inmediato, y ¡qué fatalidad! el expediente había pasado a informe, por desgracia, a la única persona enemiga indispensable de monsieur y de su plan, porque era quien debía salir en él perjudicado. Vivió el expediente dos meses en informe, y vino tan informado como era de esperar. Verdad es que nosotros no habíamos podido encontrar empeño para una persona muy amiga del informante. Esta persona tenía unos ojos muy hermosos, los cuales sin duda alguna le hubieran convencido en sus ratos perdidos de la justicia de nuestra causa.

Vuelto de informe se cayó en la cuenta en la sección de nuestra bendita oficina de que el tal expediente no correspondía a aquel ramo; era preciso rectificar este pequeño error; pasóse al ramo, establecimiento y mesa correspondiente, y hétenos, caminando después de tres meses a la cola siempre de nuestro expediente, como hurón que busca el conejo, y sin poderlo sacar muerto ni vivo de la huronera. Fue el caso al llegar aquí que el expediente salió del primer establecimiento y nunca llegó al otro.

-De aquí se remitió con fecha de tantos- decían en uno.

-Aquí no ha llegado nada- decían en otro.

-¡Voto va!- dije yo a monsieur Sans-délai, ¿sabéis que nuestro expediente se ha quedado en el aire como el alma de Garibay, y que debe de estar ahora posado como una paloma sobre algún tejado de esta activa población?

Hubo que hacer otro. ¡Vuelta a los empeños! ¡Vuelta a la prisa! ¡Qué delirio!

-Es indispensable -dijo el oficial con voz campanuda-, que esas cosas vayan por sus trámites regulares.

Es decir, que el toque estaba, como el toque del ejercicio militar, en llevar nuestro expediente tantos o cuantos años de servicio.

Por último, después de cerca de medio año de subir y bajar, y estar a la firma o al informe, o a la aprobación, o al despacho, o debajo de la mesa, y de volver siempre mañana, salió con una notita al margen que decia:

«A pesar de la justicia y utilidad del plan del exponente, negado».

-¡Ah, ah!, monsieur Sans-délai -exclamé riéndome a carcajadas-; éste es nuestro negocio.

Pero monsieur Sans-délai se daba a todos los diablos. -¿Para esto he echado yo mi viaje tan largo? ¿Después de seis meses no habré conseguido sino que me digan en todas partes diariamente: Vuelva Vd mañana, y cuando este dichoso mañana llega en fin, nos dicen redondamente que no? ¿Y vengo a darles dinero? ¡Y vengo a hacerles favor? Preciso es que la intriga más enredada se haya fraguado para oponerse a nuestras miras.

-¿Intriga, monsieur Sans-délai? No hay hombre capaz de seguir dos horas una intriga. La pereza es la verdadera intriga; os juro que no hay otra; ésa es la gran causa oculta; es más fácil negar las cosas que enterarse de ellas.

Al llegar aquí, no quiero pasar en silencio algunas razones de las que me dieron para la anterior negativa, aunque sea una pequeña digresión.

-Ese hombre se va a perder- me decía un personaje muy grave y muy patriótico.

-Esa no es una razón- le repuse-: si él se arruina, nada, nada se habrá perdido en concederle lo que pide; él llevará el castigo de su osadía o de su ignorancia.

-¿Cómo ha de salir con su intención?

-Y suponga Vd que quiere tirar su dinero y perderse, ¿no puede uno aquí morirse siquiera, sin tener un empeño para el oficial de la mesa?

-Puede perjudicar a los que hasta ahora han hecho de otra manera eso mismo que ese señor extranjero quiere.

-¿A los que lo han hecho de otra manera, es decir, peor?

-Si, pero lo han hecho.

-Sería lástima que se acabara el modo de hacer mal las cosas. ¿Con que, porque siempre se han hecho las cosas del modo peor posible, será preciso tener consideraciones con los perpetuadores del mal? Antes se debiera mirar si podrían perjudicar los antiguos al moderno.

-Así está establecido; así se ha hecho hasta aquí; así lo seguiremos haciendo.

-Por esa razón deberían darle a Vd papilla todavía como cuando nació.

-En fin, señor Fígaro, es un extranjero.

-Y por qué no lo hacen los naturales del país?

-Con esas socaliñas vienen a sacarnos la sangre.

-Señor mío- exclamé, sin llevar más adelante mi paciencia-, está Vd en un error harto general. Vd es como muchos que tienen la diabólica manía de empezar siempre por poner obstáculos a todo lo bueno, y el que pueda que los venza. Aquí tenemos el loco orgullo de no saber nada, de quererlo adivinar todo y no reconocer maestros. Las naciones que han tenido, ya que no el saber, deseos de él, no han encontrado otro remedio que el de recurrir a los que sabían más que ellas. Un extranjero- seguí- que corre a un país que le es desconocido, para arriesgar en él sus caudales, pone en circulación un capital nuevo, contribuye a la sociedad, a quien hace un inmenso beneficio con su talento y su dinero, si pierde es un héroe; si gana es muy justo que logre el premio de su trabajo, pues nos proporciona ventajas que no podíamos acarrearnos solos. Ese extranjero que se establece en este país, no viene a sacar de él el dinero, como Vd supone; necesariamente se establece y se arraiga en él, y a la vuelta de media docena de años, ni es extranjero ya ni puede serlo; sus más caros intereses y su familia le ligan al nuevo país que ha adoptado; toma cariño al suelo donde ha hecho su fortuna, al pueblo donde ha escogido una compañera; sus hijos son españoles, y sus nietos lo serán; en vez de extraer el dinero, ha venido a dejar un capital suyo que traía, invirtiéndole y haciéndole producir; ha dejado otro capital de talento, que vale por lo menos tanto como el del dinero; ha dado de comer a los pocos o muchos naturales de quien ha tenido necesariamente que valerse; ha hecho una mejora, y hasta ha contribuido al aumento de la población con su nueva familia. Convencidos de estas importantes verdades, todos los Gobiernos sabios y prudentes han llamado a sí a los extranjeros: a su grande hospitalidad ha debido siempre la Francia su alto grado de esplendor; a los extranjeros de todo el mundo que ha llamado la Rusia, ha debido el llegar a ser una de las primeras naciones en muchísimo menos tiempo que el que han tardado otras en llegar a ser las últimas; a los extranjeros han debido los Estados Unidos… Pero veo por sus gestos de Vd- concluí interrumpiéndome oportunamente a mí mismo- que es muy difícil convencer al que está persuadido de que no se debe convencer. ¡Por cierto, si Vd mandara, podríamos fundar en Vd grandes esperanzas! [La fortuna es que hay hombres que mandan más ilustrados que Vd, que desean el bien de su país, y dicen: «Hágase el milagro, y hágalo el diablo.» Con el Gobierno que en el día tenemos, no estamos ya en el caso de sucumbir a los ignorantes o a los malintencionados, y quizá ahora se logre que las cosas vayan a mejor, aunque despacio, mal que les pese a los batuecos.]

Concluida esta filipica, fuíme en busca de mi Sans-délai.

-Me marcho, señor Figaro- me dijo-. En este país no hay tiempo para hacer nada; sólo me limitaré a ver lo que haya en la capital de más notable.

-¡Ay! mi amigo- le dije-, idos en paz, y no queráis acabar con vuestra poca paciencia; mirad que la mayor parte de nuestras cosas no se ven.

-¿Es posible?

-¿Nunca me habéis de creer? Acordáos de los quince días…

Un gesto de monsieur Sans-délai me indicó que no le había gustado el recuerdo.

-Vuelva Vd mañana- nos decían en todas partes-, porque hoy no se ve.

-Ponga Vd un memorialito para que le den a Vd permiso especial.

Era cosa de ver la cara de mi amigo al oir lo del memorialito: representábasele en la imaginación el informe, y el empeño, y los seis meses, y… Contentóse con decir:

-Soy extranjero-. ¡Buena recomendación entre los amables compatriotas míos!

Aturdíase mi amigo cada vez más, y cada vez nos comprendía menos. Días y días tardamos en ver [a fuerza de esquelas y de volver,] las pocas rarezas que tenemos guardadas. Finalmente, después de medio año largo, si es que puede haber un medio año más largo que otro, se restituyó mi recomendado a su patria maldiciendo de esta tierra, y dándome la razón que yo ya antes me tenía, y llevando al extranjero noticias excelentes de nuestras costumbres diciendo sobre todo que en seis meses no había podido hacer otra cosa sino volver siempre mañana, y que a la vuelta de tanto mañana, eternamente futuro, lo mejor, o más bien lo único que había podido hacer bueno, había sido marcharse.

¿Tendrá razón, perezoso lector (si es que has llegado ya a esto que estoy escribiendo), tendrá razón el buen monsieur Sans-délai en hablar mal de nosotros y de nuestra pereza? ¿Será cosa de que vuelva el día de mañana con gusto a visitar nuestros hogares? Dejemos esta cuestión para mañana, porque ya estarás cansado de leer hoy: si mañana u otro día no tienes, como sueles, pereza de volver a la librería, pereza de sacar tu bolsillo, y pereza de abrir los ojos para ojear las hojas que tengo que darte todavía, te contaré cómo a mí mismo, que todo esto veo y conozco y callo mucho más, me ha sucedido muchas veces, llevado de esta influencia, hija del clima y de otras causas, perder de pereza más de una conquista amorosa: abandonar más de una pretensión empezada, y las esperanzas de más de un empleo, que me hubiera sido acaso, con más actividad, poco menos que asequible; renunciar, en fin, por pereza de hacer una visita justa o necesaria, a relaciones sociales que hubieran podido valerme de mucho en el transcurso de mi vida; te confesaré que no hay negocio que no pueda hacer hoy que no deje para mañana; te referiré que me levanto a las once, y duermo siesta; que paso haciendo el quinto pie de la mesa de un café, hablando o roncando, como buen español, las siete y las ocho horas seguidas; te añadiré que cuando cierran el café, me arrastro lentamente a mi tertulia diaria (porque de pereza no tengo más que una), y un cigarrito tras otro me alcanzan clavado en un sitial, y bostezando sin cesar, las doce o la una de la madrugada; que muchas noches no ceno de pereza, y de pereza no me acuesto; en fin, lector de mi alma, te declararé que de tantas veces como estuve en esta vida desesperado, ninguna me ahorqué y siempre fue de pereza. Y concluyo por hoy confesándote que ha más de tres meses que tengo, como la primera entre mis apuntaciones, el título de este artículo, que llamé: Vuelva Vd mañana; que todas las noches y muchas tardes he querido durante ese tiempo escribir algo en él, y todas las noches apagaba mi luz diciéndome a mí mismo con la más pueril credulidad en mis propias resoluciones.- ¡Eh! mañana le escribiré. Da gracias a que llegó por fin este mañana, que no es del todo malo; pero ¡ay de aquel mañana que no ha de llegar jamás!

[NOTA.-Con el mayor dolor anunciamos al público de nuestros lectores que estamos ya a punto de concluir el plan reducido que en la publicación de estos cuadernos nos habíamos creado. Pero no está en nuestra mano evitarlo. Síntomas alarmantes nos anuncian que el hablador padece de la lengua: fórmasele un frenillo que le hace hablar más pausada y menos enérgicamente que en su juventud. ¡Pobre Bachiller! Nos figuramos que morirá por su propia voluntad, y recomendamos por esto a nuestros apasionados y a sus preces este pobre enfermo de aprensión, cansado ya de hablar.]

07 Abr 2016

mercaderes del cambio

profesores secundaria madrid 2016

Lo único que sorprende cuando falta menos de 1 mes pa la repetición de elecciones es lo mal que se lo siguen montando los que han perdido más de la mitad de sus votantes en las ciudades que fueron sus feudos en etapas de gobierno, y solo se mantienen en los agujeros negros del mapa, donde hay menos votantes, pero se benefician de la división en circunscripciones provinciales que si al menos fueran autonómicas los habría puesto al borde de la desaparición. Son los mismos que dicen que las etiquetas no tienen ninguna importancia, aunque deben referirse a las suyas que lanzan como churros sin ton ni son en fechas electorales como las que prodigan por su incompetencia, pues de hecho, además de los títulos que se ponen a los objetos que se cuelgan en #iredes #socialmedia, es la zona de etiquetas la única realmente operativa en el posicionamiento respectivo, pues respecto del discurso que se propone, el título o lema y las etiquetas son como la pescadilla que se muerde la cola. No hay lo 1 sin lo otro ni por muy brutos que se pongan los que da pereza leer, aunque nunca tanto pa no haberse enterao que debido a sus amenazas, se ha hecho siempre grabando encima del evento cualquier otra cosa como único método de borrao seguro sin recurrir a los martillazos de rigor. A mí también me extraña que los otros usuarios que estaban aprendiendo algo que ademés de irreversible se ha masificao hasta el punto de ser importante en política, fuente frecuente de noticias a su vez, mientras que en 2011 era frecuente que las cuentas de grupos las llevaran los infiltraos, y si no siempre había alguien que odiaba el medio recién descubierto, como cualquier otro, les daba la contraseña pa que insultaran a los activistas por mensaje directo antes de cerrar la cuenta. Que no me digan que liarse a martillazos con los electrodomésticos, igual que confiar asuntos importantes en los ignorantes y tramposos no es parecido al animismo o cualquier otra creen primitiva. Pena que con más del 50% #paro juvenil y la mayor cosecha de fracasos en las pruebas comparativas que se hacen entre estudiantes de diferentes países, los políticos viejos y nuevos insistan en imponer criterios burocráticos al mismo tiempo que quitan asignaturas al gusto de desertores de seminarios y sectas así como academias de policía, donde también celebran las suyas.

@socialesensol EXPOLIO cajas #15m bajo 0º #15m inteligencia colectiva y buena organización matacandelas
21 Nov 2015

Upton Sinclair a cara de perro California 1931

bacalao vigilia

Thayer Waldo, Cómo empezó la tecnocracia, testimonio en memoria de Upton Sinclair

Fue una campaña a cara de perro, inusual hasta entonces. Con lamentable olvido de la dudosa valía de su propio candidato los republicanos invirtieron 8.000.000,00 $, cantidad 10 veces por encima del coste medio de las campañas estatales de la época, en un esfuerzo por apartar a los ciudadanos del buen sentido. Se presentó a Upton Sinclair como un siniestro maniaco, un perverso monstruo que se proponía acabar con la religión, la empresa privada y el modo de vida americano. Desprovista esta técnica de cualquier sutileza, las acusaciones más fieras y atrabiliarias se mezclaban con injuriosas patrañas. Se editó un sedicente semanario de 4 páginas que distribuyó por to el estado 1.000.000 ejemplares. En él, aventurando cifras de 1960, se auguraba lo que sería California tras 25 años de programa Sinclair: un desierto sin industria por cuyas carreteras circularían unos pocos coches desvencijados que consumían gasolina importada al precio de 1 $ el galón y donde bandas de parados famélicos atracarían y asesinarían sin miedo a la moral, ya que ésta había sido abolida por los marxistas. La publicación estaba bien hecho porque los republicanos se gastaron lo suyo en comprar a los más hábiles periodistas, también lo fue un documental en color de 10 minutos de duración en el que uno de los secuaces más conservadores de Roosevelt dimitido poco después ponía en guardia a la población contra el peligro de experimentar exóticas innovaciones en un momento de grave crisis nacional. La película convirtió la campaña en un enfrentamiento de clase: exhibida en cines de estreno con las entradas al astronómico precio de 35 a 40 centavos de $ suscitaba fervorosos aplausos pero proyectada en cines de barrio con las entradas entre 10 y 15 centavos de $ promovía algaradas y en algunos casos se suspendía la proyección. Tras un incidente de este tipo entrevisté al gerente de un local.

- ¿Por qué se arriesga a exhibirla -pregunté-, hay dinero por medio? El hombre me miró indignado.

- ¿Usted cree que me gusta exhibir eso? ¿Piensa que me pagan? Demonio, chico, lo que hay es muchas presiones. No puedo arriesgarme a perder mi licencia. En los gigantescos estudios de la Metro Goldwyn Mayer, en Hollywood, fueron convocados los trabajadores la tarde previa al día de las elecciones. Desde una plataforma sobre ruedas, un sonriente Louis B. Mayer, el más poderoso magnate de la industria cinematográfica, exclamaba:

- Gracias a dios esto es América, la tierra de la libertad. Mañana cada uno de los hombres y mujeres aquí presentes votarán conforme les dicte su conciencia. Pausa. Con cara enrojecida el manipulador de las conciencias de medio mundo se inclinó hacia delante aferrándose al pasamanos de la plataforma. Su sonrisa había desaparecido.

- Sólo que si Sinclair resulta elegido gobernador no vengáis aquí el miércoles porque no habrá trabajo. Parece innecesario informar que Sinclair fue derrotado por más de 100.000 votos. Con enorme calma tornó a su oficio de escritor y en los días de la segunda guerra mundial alcanzó gran popularidad con una serie de novelas de asunto político. Murió en 1971 a sus 93 años pero gracias a la manipulación que los republicanos infirieron a su programa político pasaría mucho tiempo antes de que nadie pudiera referirse a la tecnocracia como algo más que un mal chiste.

#suodionuestrasonrisa #tuitteacomoErrejón | eXp @ACADEMIA15M

@IreneLopezClub España huele a ajo Detalle de las inscripciones en la lápida de Tanit Calavera de Rupicapra rupicapra Pyrenaica
13 Oct 2015

#elchiringuito de Mota

Eivissa, la isla del bar Instalación de Soledad Sevilla pa ENDESA en ARCO 2005 @IreneLopezClub

broncazo en el As

Sostener a grito pelao que se trata de creer algo por fe, sin otras pruebas que voces destempladas como las que pegan a sus mascotas algunos, eso a lo que más se parece es a lo que piden a sus fieles las sectas antes que dirigido a ciudadanos conscientes de sus derechos en democracia. De la misma forma que hay preguntas sin respuesta, promesas que no se cumplen, mentiras que son fácil de introducir en calculadoras, otra cosa es que esas cuentas valgan pa algo que no sea perjudicar las bien hechas, abundan discursos ininteligibles de cabo a rabo, pero desde púlpitos a los que encima que hay que jalear y palmotear como focas, so pena quedar expulsaos de paraísos como los que nunca hemos querido entrar y nos hemos tomao to tipo precauciones, pero ahí están otra vez los ganchos de los pierdetiempos cansinos a más no poder que nos consumen la vida en zarandajas, apenas porque creen que ellos saben lo que queremos cuando no lo saben ellos lo suyo más allá de lamer el ojal que se les ponga delante con el único pretexto que cuadrillas de amiguetes organizadas, verdaderas bandas también lo hacen. La mayoría de las tertulias vociferantes son así, mejor ni ver ni menos oir esas paparruchas, pero hay alguna de la que pa mi desgracia siempre soy víctima colateral, pues me confieso oyente de radio hablada de madrugada desde que era menor, noticias, comentarios y entrevistas a veces subidas de tono como las que pueden sostenerse de madrugada, hay hasta películas pero tengo 1 radio despertador que podría ir a 1 museo y siempre que recuerdo al menos 1 programa y cadena preferidos, a veces varios, pero después del tedioso recreo deportivo de fantasmones que ensalzan y jalean héroes y fracasos con más frecuencia hasta de los juegos más inverosímiles, menos el ajedrez, claro está, y sus círculos de pelotas y peloteros cercanos, como parece que algunos partidos tan preocupaos por esa bosta, incluso medios de comunicación que no veo nunca de forma deliberada, ni páginas que rellenan y enfundan en otros las recorto pa tirarlas. En el punto de partida, volviendo a mi casa de madrugada cuando trabajaba de teleoperador con los móviles mucho antes que se sospechara siquiera algo parecido a Twitter, el 1ª gran página web híbrida que se puede manejar desde smartphone y equipos de sobremesa, recuerdo haber oído a 1 par de tertulianos de esos que se jactaban ruidosamente de no haber redactao ni 1 SMS en la vida, y además que nos les hacía falta que lo juraban tal como se mostraban tan autosatisfechos de ser tan ignorantes. En el siguiente asalto, recuerdo haber entablao conversación en otra ocasión que hizo 1 excelente al minuto desde su smartphone, por tanto después, pero casi fui su escudero replicándolo durante el tiempo que duró, algo que además de decírselo casi aprendí hacerlo, no tanto desde el móvil como desde el equipo informático de sobremesa picoteando en las mejores fuentes, algo que de lo que menos que puedo decir es que mientras está pasando es muy apreciao por las visitas y en ocasiones útil, a veces se pide sangre o que no se colapsen o se procuren evitar, incluso desalojen sitios, hasta peleas entre bandas de equipos deportivos a varios cientos de kilómetros se han tuiteao todavía incrédulos los que pese a que nos enteramos no nos encaja a esos horarios de partido por la mañana y pensamos que es del día anterior como los periódicos atrasaos. Fue de esas veces que se puede decir que sigo antes al periodista que al medio, pero esta que digo del al minuto no lo puedo ni recomendar, pues de resultas de lo bien que tuitea hasta con el móvil, la han pasao a otras tareas dentro del medio que debe ser contender con esos garrulos que se jactan de no saber ni escribir, y se manejan solo a voces dando órdenes, noticias falsas y consejos desde el teléfono de empresas de las que consumen recursos y esquilman basadas en algo falso de remate: que eso interesa a alguien y que tenga cualquier interés, como por ejemplo los al minuto de las #iRedes que al menos quedan ahí como documento. Solo viendo los ejemplos que comento, se me ocurre que toda esa gente que ha encontrao #webapp mejores, llegar en 2015 a Twitter es como llegar a las fiestas cuando los del sitio están limpiando los restos. Puesto que hay algo que claramente los ha superao, hay informaciones que dicen que los periodistas que tienene Twitter están por encima de los queno, lejos de profesionalizar a blogueros que se contienden con ellos en la misma esfera, podrían haber tirao de esos pa profesionalizarlos en vez de hacer creer a los suyos, con frecuencia pelotas de universidades que ni siquiera han acabao la carrera de puro pelotas e hijos del conserje o el chófer del medio de comunicación que los han llevao al fracaso, tanto de ingresos, como de publicidad e influencia tan inexistente como se ve. A lo mejor Twitter no es tan fácil ni eso siquiera, y lo que pasa es que tienen más visibilidad los cadáveres arrinconaos de la complutense que los tramposos que encima pillan y actúan como si no los hubiera visto nadie ni importara siquiera. En el punto de partida, muy anterior a to esto que está pasando con las comunicaciones al alcance de la gente corriente, recuerdo haber leído 1 análisis del Académico Javier Marías de los años 80´s de la movida al principio de los 90´s donde entre otras cosas sostenía que la humanidad entera parecía que se había tomao 1 recreo, como si de repernte dejaran de ser importantes las asignaturas duras, los libros arrinconaos en el pupitre, de Matemáticas, Lengua, Ciencias, y en su lugar solo se hablaba de las disciplinas del recreo, carreras, patadas, tonteos de parejitas, en los que como se sabe hay otras regles. Desde entonces he madurao creyendo que sonaba la campana y volvíamos a las aulas y lo serio, atentaos, crisis, estafas gigantescas de generaciones enteras que parece que han aprendido a eso, pero no es ya que se hayan conformao, sino que hasta en lo serio siguen peganto voces los ejemplares alfa estos y los que los jalean. A lo mejor tienen razón esos supuestos periodistas que no sque quieren hacer ni cuentas de lo que han estao despreciando durante lustros, pero también pa lo que van aportar que no hagan caso a sus jefes, vamos que podemos seguir perfectamente los que nos tomamos en serio la vida sin la presencia de engañabobos que se jactan de ser ignorantes y lo expanden.

EXPOLIO cajas #15m inteligencia colectiva y buena organización tendencia España whatsapp

literatura clerical y deportiva

Cuando se analiza el poderío de la iglesia católica en los medios de comunicación españoles, se suele caer en el error de creer que se produce en términos de inversión económica y propiedad, cuando en realidad solo es dueña de algunos testimoniales que le salen más caros que 1 hijo tonto, como se dice, de manera significativa radio COPE y desde fechas recientes 13Tv, canal TDT que ha perdido -25.000.000 € solo en 2013 y cuya ruptura de asociaciones anteriores ha significao prácticamente su desaparición al no hecerse cargo nadie del despilfarro que requiere mantener a personas por lo general muy aburridas y perfectamente irrelevantes en 1 ambiente que resulta muy competido al haber muy pocos medios de comunicación y casi ninguno solvente, aunque yo mismo he explicado varias veces que el poder de influencia que se les presume sobre asuntos de mayor envergadura los justifica. El poderío en realidad les viene porque 1 alto porcentaje de lo que realmene se vende son libros y material escolar, además de los propios de texto las lecturas obligatorias y recomendadas, donde sí tienen sus autoridades 1 poderío abrumador, como mínimo intimidatorio respecto de lo que se edita en general, lo que serían las otras cosas que aspiran a venderse o como mínimo existir, ver la luz que se decía antiguamente. Los mismos premios literarios y en general los premios culturales prefieren dárselos a auténticos desequilibraos mentales y pedófilos, cuando no pederastas confesos, aunque nunca castigaos, tan afines a los gustos de sus dirigentes antes que a cualquier cosa que pueda merecer la pena, pues total, eso no lo compra casi nadie al no estar obligaos por la enseñanza, que debe ser tan infame y maloliente como las sotanas raídas de sus monjas y curillas que tratan de inculcar esos gustos dudosos hasta de lo que no es de su competencia y menos conocimiento, que debe ser ninguno de mérito como se demuestra históricamente, pues la mayor parte de las obras que llamamos clásicos y traducciones que han resistido tan poderoso influjo, se puede decir que son los que han sobrevivido a su pesar entre tanta bazofia y catecismo realmente infumables, tanto peor cuando lo que se trata es de complacerles. El deporte sería algo así como la opción B, lo que no les importa ni lesiona, como 1 punto de encuentro casi concebido a modo de respiro, como por editar algo e intentar venderlo.

- Internet es la 1ª cosa que la humanidad ha construido y que no entiende, el mejor experimento de anarquía que hemos tenido nunca, palabras de Eric Schmidt, CEO de Google.

- La anarquía de Internet, apuntilla Delia Rodríguez en #memecracia, de donde tomo las citas, proviene de que tos los textos, cortos y largos, de fuente reconocida o bastarda, importantes o irrelevantes, originales o copias, amateurs y profesionales, pelean en iguales condiciones por la misma escasa atención. Yo no llegué a Internet buscando algo concreto y premeditao, como creo que sigo, es decir, no sé lo que quiero, pero sí lo que no, de ninguna manera. Aunque reconozco que antes de Internet había medios de comunicación alternativos, locales, minoritarios, de autor, como quieran llamarlos, es la red de redes la que empezó a cumplir esa función hace tiempo, su caldo de cultivo principal, pues los otros medios y canales convencionales siguen existiendo y ni siquiera me creo que sean tan caros y prácticamente inaccesibles como antes, pero se difunden y validan por Internet o al menos tienen su referente a seguir. Lo que cambia y espero que pronto se vea truncao, es el poderío abrumador que antes han disfrutao algunos, sea el de tipo intimidatorio o directo. A mí por ejemplo no me sorprende que los medios de comunicación convencionales no traten o silencien deliberadamente algunas noticias, sino que haya gente que lo eche de menos, como si quisieran obligarlos, debido sin duda a su inexperiencia, pues en realidad antes era mucho peor. Por la otra parte, me refiero al poderío abrumador directo o intimidatorio de la iglesia católica del que antes hablé, pues tampoco ha desaparecido, ni en medios propios, ni en recursos, ni en partidarios, sino que ha fracasao en sus numerosos intentos, por ejemplo creando canales propios de vídeo, que es lo que más gusta a la mayoríaInternet, y cuando también se han hundido o son irrelevantes, pues entonces nos han obsequieao sus tenebrosos censores a sueldo casi con la misma promesa o perspectiva: hacerlo apto pa ser utilizao en sus aulas. En esas estamos, pero puedo asegurar que si antes se hablaba del sexo concebido como empoderamiento o dominio y no de relación placentera entre iguales, y del fútbol entre los deportes y otros juegos como si fueran lo único, era 1 broma recurrente que seguro habrán oído alguna vez, pues ya no lo son o va en gustos, pero como hay otras muchas posibilidades en pie de igualdad, creo que la gente que deja elegir por ellos, por ejemplo a los censores, o los que se dejan influenciar fácilmente, es precisamente de lo que yo huía incluso antes de tener o soñar con algo parecido a Internet. Yo no hablaría de anarquismo, pues también hay poderosas herramientas pa jerarquizar los contenidos, sino apenas de igualdad de oportunidades, aunque sean magras, pues apenas el 2% de intentos llegan alcanzar relevancia, pero aún así es 1 ó 2 oportunidades frente a ninguna.