la mayor desgracia

los papeles de WikiLeaks spirituality

– La cuestión más sangrante es que los medios que no se arrugan, ni se dejan comprar, ni sucumben a los dictados de los partidos del régimen, sus muletas y hasta los recien llegados, mueren por asfixia económica. Los bancos les cierran el grifo de los créditos, la alianza del poder político con el financiero actúa como tenaza que estrangula cualquier otra iniciativa que no tengan sometida bajo su suela y mina su capacidad de resistencia, como ocurrió con El Independiente y se intentó en el invierno de 1993 con Diario 16, José Díaz Herrera e Isabel Durán los Secretos del poder episodios inconfesables del legado franquista al ocaso del felipismo Temas de Hoy septiembre 1994.

– A mí por (Manuel Martín Ferrand, junto con Antonio y Luis Herrero, José María García, Federico Jiménez Losantos, Luis Ángel de la Viuda, entre otros lastrados por el riguroso procedimiento de estrangulamiento financiero en los años 80´s y 90´s, además de algún editor y sobre todo medios de comunicación a cambio de nada nuevo que no les sea ajeno y se lo quieran cargar incluso a martillazos) me dijwron que quien vetó aquella operación (Martín Ferrand reunió a 20 amigos a los que pidió 50.000.000 de las antiguas pesetas, y presento al Central Hispano, luego captado por el Santander, el pentinente proyecto para hacer rentable 1 periódico) que quien vetó aquella operación fue Narcís Serra en persona, del que Iceta otro energúmeno de triste actualidad, era su jefe de gabinete. El pufo que provocó en 1 de las cajas negras catalanas, que junto con las de Valencia, Madrid y Castilla la Mancha, realmente hundieron el sistema de estrangulamiento, con la contrapartida que se van de rositas, no ya por lo que hicieron, sino por lo que no dejaron hacer a cambio de ser corruptos y censores como los que más. De la misma calaña, que ni comen ni dejan comer, son Corcuera y caciques locales y regionales, siempre por el mismo procedimiento, a lo que llaman creación de empleo, progreso y libertades. Como víctima, y luego observador de tan lúgubre sistema de proceder, pues los medios de comunicación en general siempre fueron el ingrediente o salsa del desarrollo social, tanto de ciudades, como regiones y países, fenómeno tan urbano como los políticos profesionales, pero en su caso, por los beneficios que proporciona al colectivo al que sirve de altavoz, su valor siempre es mayor que su precio, si no mírese al revés, corruptos que son capaces de cargarse y arruinar hasta las llamadas cajas de ahorro, instituciones religiosas que desde el siglo XIX ayudaron a los desfavorecidos simplemente proporcionándoles acceso a los créditos y por tanto la financiación, cuando he tratado con algún energúmeno o me ha pillado cerca, siempre me llevé alguna tarascada, unas veces porque los que metían la pata eran sus propios lameculos y asesores, pues el fuego amigo, quemar redes de espías y cosas así, son mucho más frecuentes que los ataques directos, pues la gente perjudicada también tenía su orgullo, abucheos clamorosos, batacazos de más de la mitad de los votos e incluso desapariciones y fracasos algo más que sonaos de los ojitos derechos de los banqueros.
Lecturas: 1984, George Orwell, 1949.
1 partido del montón, Francisco Pascual, #20f 2017.
José Díaz Herrera e Isabel Durán los Secretos del poder episodios inconfesables del legado franquista al ocaso del felipismo Temas de Hoy septiembre 1994.

Jesús Cacho y Casimiro García Abadillo la Estafa Ibercorp y el fin de 1 era Temas de Hoy noviembre 1992.

los papeles de WikiLeaks spirituality