#WhistleBlower | yo soy Pancho Sánchez

Bilderberg Psychosocial L. Ron HubbardBilderberg Psychosocial

Si los emprendedores, casi más inéditos que los influencers de las redes sociales que más se caen, están dotados de la misma falta de miras que los familares y lameculos de los que copan los altos cargos de la endogamia nepotista necional, con periodistas y jefes de opinión que dicen preferir a los corruptos, apañaos vamos. Lo más elocuente sobre la falta de categoría es lo rápido que la cagan, pero además de conseguir que se tenga muy presente como lo único que otros de otras familias también la cagan, como si fuera lo único, cuando les pasa se tiran semanas, meses e incluso años escondidos como Julian Assange, fundador de WikiLeaks en la embajada de Ecuador en Londres. En ese sentido, lo más relevante de esos documentos declarados secretos, por los que se piden grandes penas y algunos van a la cárcel, es que también operan fuerzas aún más poderosas para ocultarlo. Tan atento a la repercusión de la filtración masiva que amenazaba el fundador de WikiLeaks y el periodismo moderno, que hay datos de menores y de salud, en ocasiones los 2 juntos, además de prohibido, se considera el daño colateral que produce esa filtración. Pero desmiento categóricamente estén dejados caer sin miramientos, como creo que es evidente en el caso Villarejo, en donde los archivos de los que se habla, como por ejemplo que se creía destruido de la agencia de detectives Método 3 de Barcelona y Catalunya, y muchas de las escuchas telefónicas de SITEL, el aparato que se jactaba manejar Rubalcaba en la tribuna del congreso, realmente ni él mismo los conoce. Pero sí el informe psicosocial al propio Assange en 2015 sobre los daños que le estaba produciendo su cautiverio y severa condena de incomunicación donde no se dedicaba a la lectura, y menos del Quijote, el clásico nacional español del que confundió al citar con Sancho Panza. En el de 2015, están tachados claramente los nombres de especialistas y doctores, como también se hizo en el caso de los 4 #Anonymous que profesaron y finalmente absolvieron por algo que ahora que sabemos cómo se las gastan en secreto nuestros amados líderes políticos y sociales, ni siquiera pudieron concretar, cuando sabemos y se sabe cómo se las gastan en secreto, pues son informes de esos carísimos servicios que me resisto a llamar de inteligencia, pagados con dinero público.

Hace tanto tiempo como el que necesitaría para localizar sus cuentas, y como mínimo procurar avisarles, mantuve animada conversación con 1 entorno de abogados del caso y piezas separadas Villarejo que se quejaban del poco tiempo y las condiciones, ni más y menos que solo armados con 1 lápiz, con que permitían investigar las pruebas del delito o delitos, pues las piezas separadas son 9 y los testigos y víctimas perjudicadas se renuevan y cambian de condición e incluso desaparecen, día a día. Puesto que estaban relacionados con medios de comunicación, les dije cuáles supe en su momento que tuvieron en su poder los papeles de WikiLeaks en 2010 y 2011, para que se sirvieran de su experiencia, pues en algunos casos cobraban solo por pasarles nombres, fechas, sucesos y eran ellos los que buceaban en los archivos. Tal como había prometido Julian Assange si le pasaba algo en su largo y azaroso encierro en la embajada de Ecuador en Londres, esos documentos que tuvieron algunos medios en exclusiva y otros de tapadillo, han sido liberados. Como me resulta imposible reconstruir la conversación antigua, y sin saber siquiera si ya pasó su fecha del examen, pero como puede haber curiosos y en su momento la conversación en abierto despertó interés -se podría titular cómo sobrevivir a 1 prueba de esa envergadura sin tocar el buscador del sistema operativo Windows, en el caso que sean ambas cosas, pues cuenta la leyenda que intentaron venderles Google antes de lanzarse por su cuenta y casi los echaron a patadas porque Microsoft ya tenía buscador-, o por simple curiosidad por si tienen que hacerlo en otra ocasión y motivo, la 1ª en la frente, pues el filtrado por fecha, que junto con el tamaño y tipo de archivo eran los tipo de filtrado que yo me imaginaba sin haberlos visto siquiera, solo los pantallazos de prueba de lo que se publicaba, llevan la misma. En cuanto a nombres y apodos, incluso me ofrecí a recabar motes, pero se sabe por 1 de las 2 entrevistas a Corinna Larson, obtener sus teléfonos en los que contestan, direcciones, incluso saber qué preguntar, en estos casos no se trata de ocultar o destruir pruebas como que unas se publican y otras no. Algo parecido me contó 1 paparazzi de los buenos en los tiempos en los que no se podía ni mirar sus fotos si no era a cambio de mucho dinero, su fuente de información como embarazos, parejas, rupturas, tránsitos, eran las otras publicaciones. La mayor para mí es haber oído a Fernando Rueda y otro experto del que no recuerdo el nombre, en el programa #rosavientos de Onda Cero del 14 abril 2019, que me permite afirmar que la filtración masiva de 82 Gigabyte -no hace falta descargar si no es para guardar copia de seguridad por si los quitan, también supongo periodistas y otros profesionales, profesores, investigadores diversos, aunque en el caso Villarejo se habla de 20 Terabyte, parece casi como decir incalculable o inabordable, que es lo que me comprometo a demostrar que no- estamos ante los originales que tuvieron a su disposición exclusiva los medios de comunicación que publicaron las noticias más jugosas. No es poco, y por 2 ó 3 piezas magistrales que encontré, me temo que también se dejaron muchas sin publicar. Esa es la principal objeción, pues al ser los brutos de los documentos -si quieren ver que es fácil y animarse, el archivo DOC titulado Estudio sobre tribus urbanas y el PDF Empapelar por calumnias, 1 caso real ocurrido en Barcelona en 2008 en el que tenemos acceso al sumario completo junto con los comentarios del espía, ambos en español, así como MP3 y WAW de sonido, MP4 de video y la mayoría en PDF en inglés, idioma que desconozco más allá de mirar por encima de qué va y traducir alguno al ser asuntos realmente delicados- afectan a terceras personas que no tienen nada que ver en los sucesos, se pueden confundir, menores, hospitales y noticias de salud que están prohibidas, aunque no decir de qué van, y al menos entre especialistas y curiosos, compartir las pistas, que es lo que me propongo con todas las precauciones no tanto en su consulta como en su difusión. Resulta interesante hacerse otro archivo en texto plano propio, tanto del índice como de algunas carpetas, pues incluso con el bloc de notas del sistema operativo ya se puede hacer búsquedas por palabras. En TXT hay listas como la de páginas censuradas en Italia en 2008 ó los dominios de la la cienciología que en ambos casos y haciendo el copiapega pertinente en la barra del navegador, permite consultar si es que siguen operativas. También hay archivos JPG que suelen ser la prueba de páginas censuradas y podemos juzgar por nosotros mismos.


Bilderberg Psychosocial